ANTIESTÉTICO

jorge gmez1

Pese a que el presidente de la Asamblea Departamental, Rubén Callejas fue enfático en manifestar que el Contralor de Antioquia puede “operarse” donde quiera, otra cosa muy distinta están “pensando en grande”.

Desde que empezaron las denuncias por los presuntos malos manejos administrativos y financieros en el Hospital Departamental La María en los que salió comprometido el Contralor Sergio Zuluaga en el piso 12 de la Gobernación adquirieron varios tensiómetros.

Dicen también que a los que les toca deambular en el piso siete están haciendo una fuerza del carajo para evitar que la tensión se suba por causa de los cuestionamientos contra Zuluaga Peña que son inaceptables.

Además, lo que más preocupa y no sólo a los empleados del ente de control fiscal es que cada vez que el Contralor habla más las mete: “Me opero donde se opera la gente pobre”.

Esta semana puede pasar de todo con respecto al antiestético escándalo del Hospital La María porque un computador con información que hace parte del área financiera está en poder de un medio de comunicación nacional y será mucho lo que se revelará.

Existe una versión que compromete a un alto exdirectivo del Hospital que solicitó a una empleada que le prestara su cuenta de ahorros personal para consignar $100’000.000 (cien millones) bajo la contraprestación de ganarse $5’000.000 (cinco millones de pesos). La funcionaria no aceptó la propuesta y obtuvo como resultado que a los días se quedara sin trabajo.

El asunto es tan complejo y delicado para el Contralor Sergio Zuluaga, debido a que la opinión pública se pregunta las razones por las cuáles se realizó una intervención quirúrgica en una entidad de salud que el mismo audita. ¿Sería capaz de denunciar las presuntas irregularidades evidenciadas?…

Por su parte, el diputado, Jorge Alberto Gómez presentó una proposición ante la Duma, aprobada por unanimidad en el sentido de que sea la Contraloría General de la República la que adelante una auditoria especial al Hospital La María y no la Contraloría Departamental de Antioquia para evitar conflicto de intereses.

El corporado cuestionó a Zuluaga por el manejo que le está dando a la Contraloría y reveló varias licencias no remuneradas para viajes al exterior que posteriormente fueron pagadas por nómina. El contralor desmintió esa versión.

Funcionarios del gobierno seccional, algunos diputados de Antioquia y el concejal Bernardo Alejandro Guerra están esperando que Sergio Zuluaga renuncie al cargo para que se defienda de las acusaciones que tiene en su contra.

Por el momento el Contralor General de Antioquia no ha renunciado al cargo, pero se apartó de la Presidencia de la Comisión Regional de Moralización, debido a que realizará denuncias de tipo penal y disciplinario ante las entidades que integran dicha comisión. Sigue…

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.