ENTRE AUDITORES

laura_marulanda_auditoraUna de las denuncias que hizo el diputado Jorge Gómez contra el Contralor General de Antioquia tiene que ver con que recibió un “cuadro” como regalo de parte de un Alcalde del Valle de Aburrá.

El asunto, para muchos, sin ninguna clase de relevancia tiene un detalle, el mismo Sergio Zuluaga Peña emitió un comunicado a través del que prohíbe a cualquier funcionario recibir coimas, regalos o dádivas proveniente de alguna persona o representante que trabaje en empresa o entidad auditada por la Contraloría.

Lo mismo se presentó en la Contraloría General de Medellín, cuando el conservador Juan Carlos Peláez estuvo al frente. En el anterior periodo cuando el primo de Carlos Mario Montoya, se desempeñó como jefe del ente de control fiscal municipal, condecoró a Laura Marulanda, quien en ese momento se desempeñaba como Auditora General de la República.

Laura, actualmente secretaria de Cultura de Antioquia, y quien además, es hermana del cuestionado y recién renunciado gerente del Hospital Departamental La María, William Marulanda no dijo ni mu sobre las irregularidades y hallazgos que se presentaron durante ese periodo al interior de la Contraloría Municipal.

Hubo que esperar a que Laura terminara el paso por la Auditoría General de la República para que a comienzos de este 2016 se conociera el contenido del informe anual que revela los dudosos manejos que hizo Juan Carlos Peláez en esa entidad.

Sin embargo y pese a los cuestionamientos de la exauditora por haberse operado en el hospital público que su hermano dirigía, el pasado lunes en la noche en el Restaurante Hato Viejo de Las Palmas pude comprobar que Laura Marulanda es inocente. A un colega le pregunté: ¿oíste, esa es la Secretaria de Cultura?, sí, respondió. ¿Y las cirugías?, pensé…

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.