GERENTE DE STICKER

Entre las definiciones de periodismo con la que más se identifica este portal se encuentra: “Hacer periodismo es revelar o difundir lo que, un grupo pequeño, que regularmente está en el poder, no quiere que se publique. Lo demás son relaciones públicas, mera propaganda y publirreportajes”. Esa acepción no puede atribuirse a un autor específico porque se le ha escuchado a varios reporteros reconocidos.

El Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en tiempo de desespero, sostiene: “solicito a la prensa que informe más sobre temas positivos”. La intención de cualquier gobierno cuestionado es que la prensa difunda logros y omita desaciertos.

Ese estilo, también lo copian sin excepción, alcaldes, gobernadores, gerentes de empresas estatales y políticos que predican respetar la independencia periodística, mientras su interés es el “periodismo positivo”, como lo llaman otros para esconder fracasos y resaltar triunfos.

Para infortunio del Gerente del Metro, Tomás Elejalde se filtró la carta que envió a la Contralora de Medellín en la que, en palabras de cristiano o musulmán, manifiesta su preocupación por el manejo indebido de la correspondencia con “información delicada” y de “estricta reserva”.

Los malestares de Elejalde, próximo a graduarse como otro de los galanes de la cosa pública, son los posibles errores en el consecutivo del número de los sticker de correspondencia que no coinciden, convirtiendo ese menester en una compleja ecuación cuántica sin solución.

Los cuestionamientos que el Gerente del Metro, Tomás Elejalde, le hace a la Contraloría, tienen que ver, además, con la filtración que hace a los interrogantes contra el médico Mauricio Vélez Cadavid, quien hace parte de la Junta Directiva del Sistema Masivo de Transporte en representación del Presidente Santos.

A Elejalde le preocupan más los cuestionamientos contra Vélez Cadavid, que la misma denuncia penal que el médico afronta en la Fiscalía por estafa agravada, administración desleal y utilización indebida de información privilegiada para conformar una presunta red privada prestadora de servicios que supuestamente se las ingenia para defraudar al Sistema Nacional en Salud.

Pareciera que el fin de Elejalde es ocultar los desaciertos de sus amigos, e incumplir las funciones para las que lo nombraron: ser diligente. Los problemas por diseños del Tranvía de Ayacucho que él mismo ayudó a causar y la doble compra de lotes ubicados en zona de influencia del tranvía por parte del metro, por ejemplo, deberían ser los temas fundamentales y de interés de la gerencia.

Salir a defender “un paciente en cuidados intensivos”, para quedar bien ante ese grupo pequeño que está en el poder que prefiere que todo se oculte, es de mal gusto, cuando se carece de argumentos.

La gerencia del Metro de Medellín deberá entender que el problema no es la filtración de información, sino que sea verdad y que el propio líder del sistema masivo la cuestione quejándose ante un organismo de investigación fiscal, en vez de tomar decisiones correctas y acertadas para evitar afectar la reputación de una empresa tan importante ante sus usuarios y el resto de la opinión pública.

Importante, sería, para la pequeña gran audiencia de puntodevistardb.com que sobrepasa las 500 mil direcciones IP sin repetir, y para los casi 3 puntos de audiencia, según Ibope, del programa “Sin Tapujos” de Teleantioquia contar con su presencia, señor gerente.

Quisiéramos revelar que usted no se esconde, y que por el contrario, afronta los cuestionamientos que se le han hecho, además, que es respetuoso del ejercicio que este portal intenta hacer de manera profesional. Ver carta a contraloría

Artículos Relacionados

¡FALTÓN!

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.