VIAJE A USA

Los candidatos a la Presidencia de la República coincidieron en que si la Fiscalía General de la Nación con el apoyo de la Administración para el Control de las Drogas, DEA, tienen pruebas sobre compromisos con el narcotráfico contra Seuxis Hernández Solarte alias “Jesús Santrich” debe caer todo el peso de la ley.

Iván Duque, Germán Vargas, Humberto De La Calle y Sergio Fajardo explicaron que los compromisos contemplados en la Justicia Especial para la Paz, JEP, fueron claros en advertir que después del primero de diciembre de 2016, exguerrillero que fuese sorprendido en actividades ilícitas perdería los derechos adquiridos en el “Acuerdo” para ser investigado por la justicia ordinaria.

El Presidente Juan Manuel Santos también enfatizó que no le temblará la mano para autorizar la extradición de Seuxis Pausivas Hernández Solarte, si se comprueban los delitos posteriores a la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las FARC.

A Seuxis Pausivas se le señala de haber acordado la exportación de 10 toneladas de cocaína hacia Estados Unidos con un precio pactado de 15 millones de dólares, precio en Colombia.

Según el Fiscal General Néstor Humberto Martínez los hechos ocurrieron entre junio de 2017 y abril de 2018 en los que alias “Jesús Santrich” se comprometió a exportar la droga que en New York podría alcanzar un precio de 320 millones de dólares.

La captura de Seuxis Hernández Solarte por narcotráfico originó no solamente todo un debate político sobre el proceso de paz que recobrará más importancia en lo que queda de la campaña política, sino también que puso a tambalear el “Acuerdo” al que llegó la guerrilla más vieja del mundo con el Gobierno de Juan Manuel Santos.

Por el momento también se encuentra en análisis si los delitos por narcotráfico, entre otros, contra alias “Jesús Santrich” generarían la “Silla Vacía” o pérdida de una curul de las 10 a las que tiene derecho las FARC en el nuevo el Congreso de la República que inicia en el mes de julio.

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.