¡PAPA CALIENTE!

La entretenida campaña presidencial perdió momentáneamente la atención del público por la emergencia que desataron los problemas estructurales del megaproyecto Hidroituango en los últimos días.

Qué el invierno, qué la creciente del río Cauca, qué las familias damnificadas, qué hay que evitar una catástrofe, qué quién responde, son algunas de las exclamaciones e interrogantes que se hace la ciudadanía, especialmente en Antioquia, frente a un proyecto que cuesta a los principales socios accionarios: IDEA (50,8%), Gobernación de Antioquia (2,2%) y Empresas Públicas de Medellín, EPM, (46,4%); unos 4.000 millones de dólares.

La Hidroeléctrica, destinada a la generación de 2.400 megavatios de energía, se pretendía inaugurar a finales de este año por parte de los mandatarios seccional y local, Luis Pérez y Federico Gutiérrez, pero se aguó el certamen por tremendo imprevisto.

¿Imprevisto?, increíble pero cierto. Entre las preguntas que se hacen expertos en esta clase de obras se encuentra ¿en qué quedó la “Gestión del Riesgo” y los “Planes de Contingencia” con el propósito de mitigar los probables tropiezos del proyecto?

El gerente de una empresa privada que hace parte de los contratistas de EPM fue claro en admitir que en la ejecución de la mega obra que se proyectó desde la Gobernación de Álvaro Uribe Vélez se cometieron errores por causa de las dudosas decisiones de uno que otro político, quienes, bajo sus gobiernos, lideraron la construcción de la presa.

Hasta el momento no se tiene claro a cuánto ascienden las pérdidas por los inconvenientes que se presentan en Hidroituango, pero se especula que podrían alcanzar los 200 millones de dólares sin contar que la obra tendrá un retraso de unos 36 meses aproximadamente.

En palabras sencillas dicha hidroeléctrica, es un tanque que se construye en inmediaciones de un afluente de agua que se desvía de su cauce para hacerla pasar por turbinas hidráulicas que transmiten energía a un generador ubicado en la casa de máquinas.

Hidroituango es un gran tanque que tiene varios túneles hacia la casa de máquinas, y otros, de más de un kilómetro de longitud con 14 metros de diámetro, hacia el interior de la montaña para desviar el río Cauca con el fin de posibilitar la construcción de la presa, además de mantener el control del río.

Ocasionada la emergencia que tiene en riesgo a varios municipios de Antioquia, ubicados en la ribera del Cauca, el mismo contratista de EPM admitió que se cometieron errores técnicos que ocasionaron problemas en los túneles que ha impedido reaccionar de manera eficiente frente al intenso invierno que generó varios deslizamientos de tierra que tienen corriendo a los constructores de la obra. ¡Podre Jorge!…

Aunque Empresas Públicas de Medellín ha sido clara en que no iniciará ninguna auditoria para evaluar lo que está sucediendo con el proyecto, antes de superar la emergencia, el Gobernador Luis Pérez expresó que desde EPM se está ocultando información.

Con respecto a la responsabilidad que tienen los inmediatos anteriores gobiernos, el exmandatario Sergio Fajardo aclaró a través de un comunicado que:

“En el marco de esta situación han puesto a circular afirmaciones irresponsables y falsas, y por eso debo aclarar que la Gobernación que lideré (2012-2015) no tiene responsabilidad sobre lo que está ocurriendo. EPM, empresa orgullo de Medellín, Antioquia y Colombia, reconocida por su excelencia, y que pertenece a la ciudad de Medellín, tuvo desde el gobierno de Aníbal Gaviria y tiene hoy la dirección total de la construcción de la hidroeléctrica”. Ver comunicado

Sin embargo, Pérez Gutiérrez reveló que la Administración de Fajardo firmó en el mes de diciembre de 2015 un contrato de aceleración para el megaproyecto por $650.000’000.000 (seiscientos cincuenta mil millones de pesos), información que corroboró el Jefe de Jefes por redes sociales.

Lo cierto es que la emergencia de Hidroituango, una papa caliente, sin contar los numerosos daños ambientales en la zona de influencia, se convirtió en otro tema para amenizar la campaña presidencial.

A través twitter, Petro responsabiliza a Uribe, Uribe le tira la bola a Fajardo y Fajardo se hace el desentendido como siempre, mientras a Pérez y Gutiérrez les toca bailar con la más fea…

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.