VICIO URIBISTA

Mientras caminaba por un centro comercial, me tropecé con un uribista mesurado con quien se puede hablar sin inconvenientes y sin el temor a ser calificado de castrochavista, guerrillero o fariano, por la simple razón de pensar distinto.

Debo aclarar que tampoco es mi interés llevarle la contraria a un fundamentalista porque se pierde el tiempo en el sentido que pese a las evidencias y los argumentos nunca van a cambiar de parecer…

Entre la conversación con el ínclito joven político me preguntó que cómo veía “la cosa” en el momento en que pasaba una hermosísima mujer, respondí, muy bien, de maravilla. Inmediatamente reaccioné y advertí que “la cosa”, la política, a la que él se refería estaba mucho mejor.

A estas alturas del partido, a 12 días para la primera vuelta presidencial el domingo 27 de mayo de todo puede pasar. Para afirmar podríamos decir que hay dos certezas, una, que hay segunda vuelta, y la otra, que indiscutiblemente Iván Duque será uno de los elegidos.

Aunque los integrantes de Centro Democrático quisieron vender la idea que ganarían en la primera vuelta, cómo verán la situación que el mismo Iván Duque reveló por redes sociales que se está preparando para asumir el reto de ganar en la segunda. Eso depende, digo yo…

A pocos días para la primera vuelta más de una sorpresa podría presentarse puesto que según el resultado de las últimas encuestas realizadas por el Centro Nacional de Consultoría y el pronóstico adelantado por la firma Cifras y Conceptos dejan bastante en el tintero.

La tendencia sigue, pero con algunos detalles nuevos. De primero continúa Iván Duque, seguido por Gustavo Petro, quienes, según las mediciones, están llegando a su tope. En tercer y cuarto lugar siguen Sergio Fajardo y Germán Vargas con un empate técnico conservando casi el mismo porcentaje.

Ahora, en caso de una segunda vuelta Duque y Petro, el mejor panorama para Uribe, sin lugar a dudas, el expresidente ganaría las elecciones con su pupilo. Mientras echaba mi perorata el joven político aprobaba lo dicho. Sin embargo, le dije: hombre, no sé si será animadversión pero a Fajardo no creo que le alcance y si Germán Vargas pasa a la segunda, es el presidente.

Al muchacho le cambió el rostro al punto que por un momento pensé que tenía esquizofrenia o alguna psicopatía al confrontarme sin ni siquiera pensar: ¡si Vargas gana fue porque metieron la mano! Le dije: ese es el vicio de ustedes, siempre que pierden es porque les robaron…

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.