NADA OFICIAL, TODAVÍA…

Antes del día de elecciones para Congreso en el mes de marzo en un encuentro de periodistas pregunté por el entonces candidato y hoy senador Nicolás Pérez, sobrino del mandatario seccional.

En la reunión mencionaron que el Senador Pérez es de bajo perfil, que no le gusta hablar mucho y menos a la prensa. Con esas afirmaciones deduje que su silencio e indiferencia con periodistas se debe únicamente a la primiparada por la que está atravesando. Está aprendiendo…

Menciono al senador Nicolás Pérez porque conjuntamente con un tal representante Bermúdez, son dos, de los incómodos por el artículo de la edición de la semana anterior en la que comentamos que varios congresistas de Centro Democrático ya estaban filados apoyando la posible aspiración a la Gobernación del saliente gerente del Instituto para el Desarrollo de Antioquia, IDEA, Mauricio Tobón Franco.

El miércoles 5 de septiembre a las 10 horas 27 minutos de la mañana exactamente, tres horas después de haber publicado sonó mi celular, era el Senador Pérez con quien dialogué dos minutos treinta y siete segundos. -Hola Rubén, ¿cómo estás?, -con quién hablo, respondí. -Con Nicolás Pérez, señor.

El nuevo congresista antioqueño quien logró cerca de 29 mil votos manifestó su inconformidad por dicha publicación, la que según él, se encuentra llena de imprecisiones. Pérez dijo que el representante Bermúdez, oriundo del municipio de Bello también estaba muy disgustado, y que ambos, no han tomado ninguna clase de decisión con respecto a apoyar a un aspirante especifico a la Gobernación de Antioquia. Eso es cierto, digo yo, porque de manera oficial no se a dicho nada.

Pero lo que también es cierto es que el portero de Centro Democrático no es la fuente de esa información, y por el contrario, un cercano al potencial aspirante Tobón Franco, soltó la lengua una vez se conoció la renuncia de Andrés Guerra a la Dirección Departamental de su partido. Entonces cómo conciliamos ahí. Ver DIVISIONES DE PARTIDO

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.