POLÍTICA TIPO INSTAGRAM

Burlas y chascarrillos son las que no han faltado contra la excongresista y posible aspirante por el Partido Liberal al Concejo de Medellín, Liliana Rendón Roldán por su falta de olfato a la hora de hacer política.

En reuniones políticas y encuentros sobran los chistes como el del periodista Fernando Vera Ángel, quien afirmó que la doctora Liliana cambia de partido como cambiando de medias…

Es que no es para menos, fuera de brincar para allí y para allá, Liliana Rendón levantó más de una ampolla con la entrevista que le ofreció al periódico de La Ayurá.

Si su objetivo fue generar malestar entre el uribismo, pues lo logró de tal manera que hasta los godos andan incómodos y en el Partido Liberal, varios de sus integrantes no la quieren recibir.

Lo cierto es que Liliana Rendón no ha estado retirada de la actividad política como lo asegura el periódico de Marta. Desde que la sacaron a sombrillazos del Partido Centro Democrático se ha dedicado a trasegar por varias toldas políticas.

En el 2015, Liliana intentó meter a su hermano John Fredy Rendón al Concejo de Medellín por el Partido de la U y no logró la curul.

Para las elecciones de Congreso del año pasado acompañó al “sin gasolina” exsenador por el Partido Conservador Juan Manuel Corzo, oriundo del Norte de Santander y a Juan Esteban Mejía de Opción Ciudadana, muy cercano al “Tuerto Gil” y tampoco logró ninguna de esas curules.

Ahora, en la primera vuelta presidencial en el mes de mayo del año pasado apoyó a Germán Vargas Lleras en Antioquia, logrando resultados que ya sabemos y para la segunda vuelta anunció el apoyo a Iván Duque.

Nadie desconoce que la exconcejal, exrepresentante a la cámara, exsenadora y excandidata a la Gobernación de Antioquia, consigue votos con una manera bastante particular: Política Tipo Instagram, pero esa manera de comportarse en el escenario público cambió considerablemente, una cosa es creer tener carácter y otra muy distinta carecer de criterio…

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.