CRISIS EN PARTIDO

Los primeros diez meses de gobierno del Presidente Iván Duque no han sido los mejores por varias razones. Las objeciones a la JEP, el caso Jesús Santrich y el bajo resultado de las primeras jornadas legislativas en el Congreso por falta de mermelada, no han dejado que el mandatario de los colombianos concilie el sueño.

La falta de aceite para la maquina ya está haciendo fricciones. Los integrantes del Partido Conservador andan apretando nalga debido a que desde el principio del gobierno se arrodillaron y no les han dado ni mu.

Tanta es la inanición de los godos que a puerta cerrada hablan de la necesidad de declararse como “independientes” del gobierno a ver si logran arañar alguna cosita.

En Antioquia, por ejemplo, también están de coca. Aunque importantes empresarios salieron a apoyar al Presidente Duque, la inconformidad de los políticos paisas que lo apoyaron es de talla mayor.

La mayoría de los integrantes de Centro Democrático en Antioquia andan incómodos por la tibieza del senador que convirtieron en Presidente. Las objeciones a la JEP y el caso Santrich para no ahondar en más asuntos, tienen fuera de casillas a la mayoría de los congresistas paisas que gritan la necesidad de que Duque se amarre los pantalones como su Jefe Natural.

Es más, los congresistas paisas están solicitando más participación en el gobierno por lo que están exigiéndole al jefe de jefes, que lidere una crisis ministerial con el fin de cambiar varios de los integrantes del gabinete del Presidente.

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.