LA PEOR OBRA DE FAJARDO

Que le dijera “doctor” en vez de “majestad” a Juan Carlos, fue la única sugerencia respetuosa que el escritor Fernando Vallejo le dio a Sergio Fajardo cuando fue alcalde y recibió a manteles a los chapetones Reyes de España. Que le dijera mejor “doctor”, y no majestad, porque “doctor” se le dice a cualquier hijueputa.

La recomendación de Vallejo se dio hace 12 años cuando Fajardo en vez de dejar una buena Biblioteca España decidió en plasmar la historia en una foto al lado de Caliche y Sofia.

Década y dos años después, continúan los enredos con la reparación del Parque Biblioteca España, ubicada en el barrio Santo Domingo Savio, nororiente de la ciudad, cerrado desde hace cinco años 2013 por el desprendimiento de su fachada.

De acuerdo con la Secretaría de Infraestructura en el mes anterior, se firmó el acta de terminación de contrato con el consorcio conformado por las empresas LAB Construcciones y Constructora CREARQ, encargadas de la repotenciación de la estructura y reconstrucción de la fachada.

Este contrato, de 16 meses de plazo y un costo de $9.746’000.000 (nueve mil setecientos cuarenta y seis millones de pesos) se dio por terminado, porque el consorcio no pudo explicar en qué se gastó $3.000’000.000 (tres mil millones de pesos) que recibieron como anticipo, y que denunciamos en su momento en este portal.

Por el momento, la Alcaldía de Medellín adelanta un proceso sancionatorio para determinar la responsabilidad del contratista y poder recuperar los recursos a través de las pólizas.

Le interesaría leer FISCALÍA EN BIBLIOTECA

Lo claro, a la fecha, es que la Biblioteca España, que representó a “Medellín, la más Educada” tiene que volverse a hacer por completo, en términos estructurales, para que cumpla de forma adecuada su función, por lo que se prevé la necesidad de invertir en su reparación de unos $20.000’000.000 (veinte mil millones de pesos), $5.000’000.000 (cinco mil millones de pesos) más de lo que constó hace 11 años cuando se construyó por primera vez con un costo de $15.152’000.000 (quince mil ciento cincuenta y dos millones de pesos).

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.