INTENTO DE FRAUDE

La Caja de Compensación familiar Comfenalco Antioquia informó que personas ajenas a la institución se están haciendo pasar por funcionarios de la entidad, ofreciendo de manera fraudulenta y a través de medios digitales, oportunidades de empleo y contrato laboral para quienes realicen el curso de manipulación de alimentos y empaque al vacío.

Alertan que, según prometen, los cursos se ofrecen en la sede educativa de la entidad, por los que exigen el pago de $80.000 (ochenta mil pesos) que deben consignarse en una cuenta de Ahorros Bancolombia.

Comfenalco reitera a la comunidad que en ningún momento la entidad realiza este tipo de ofertas y menos exigiendo pagos y consignaciones para estos programas que actualmente se ofrece de manera gratuita con recursos del Mecanismo de Protección al Cesante para quienes están inscritos oficialmente en la ruta de la empleabilidad de la Agencia de Gestión y Colocación de Empleo.

NO SE DEJE ESTAFAR

Se solicita a la ciudadanía estar muy atenta para que evite caer en esta clase de estafas que pueden detectarse fácilmente:

Todo correo oficial de Comfenalco termina con la cuenta corporativa @comfenalcoantioquia.com En este caso los estafadores están usando un correo .gmail que no es oficial y en ningún caso es empleado por la Caja.

Los pagos de cursos y programas se realizan en efectivo en los Centros de Servicios de la Caja o en las cuentas bancarias suministradas directamente por nuestra entidad en los puntos de contacto.

La Caja no hace ofertas de empleo a través de la plataforma OLX que es la que están utilizando de manera irregular los embaucadores.

Por último, se invita a la ciudadanía a acudir a las autoridades de policía para denunciar penalmente este tipo de situaciones irregulares y a consultar cualquier duda sobre ofertas similares en los teléfonos de Comfenalco Antioquia 444 71 10 o la Agencia de Empleo 444 91 84.

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.