JORGE, OTRA VEZ…

Tras conocerse la intención del candidato a la Alcaldía de Medellín Santiago Gómez de conservar a Jorge Londoño De La Cuesta en la gerencia de EPM en caso de ser elegido Alcalde, las reacciones no se hicieron esperar.

Los primeros en rebuznar fueron algunos de los empleados y vicepresidentes del Edificio Inteligente, quienes ven en Gómez Barrera otra manera de administrar el gobierno municipal al punto que ven en riesgo sus cargos, puestos de trabajo que vienen desde antes de la Administración de Juan Esteban Calle y que el actual gerente no fue capaz de “fumigar”…

Además, y aunque la campaña electoral apenas enciende motores, Santiago Gómez Barrera lanzó un discurso políticamente correcto, hizo un llamado a respaldar a EPM, para que siga siendo cien por ciento pública y a cuidarla de quienes le quieren hacer daño.

El candidato reiteró que una de las primeras decisiones que tomará cuando comience su administración, será ratificar a Jorge Londoño como Gerente General de EPM.

“Jorge no solo ha liderado con firmeza las crisis presentadas, dando la cara y acompañando a las comunidades, sino que ha logrado sacar adelante un plan estratégico y financiero que ha permitido que EPM siga creciendo, entregando resultados ascendentes año tras año y generando confianza a los entes de control, empleados, junta directiva y lo más importante, a los ciudadanos de Medellín y Antioquia”, dijo Gómez Barrera.

Por su parte, Santiago Gómez está convencido que el legado de Federico Gutiérrez y su estrategia de atacar la economía ilegal de las bandas criminales permitirán recuperar la seguridad de la Ciudad.

Medellín estrecha vías por mandato del POT de 2014. Prioriza respeto al peatón, pero exige más Infraestructura para la movilidad vehicular, dijo Gómez.

Santiago Gómez Barrera dijo también que va hasta el 27 de octubre, día de elecciones territoriales, sin fórmula a la Gobernación, por ahora, aunque muchos de sus amigos políticos están con Aníbal Gaviria.

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.