“SIN PARLAMENTO”

Está claro que en campaña política se puede presentar lo inesperado por varios factores, falta de recursos, apoyos y estrategia, entre otros. Hasta un derrumbe puede afectar una campaña electoral en el último momento.

Y en ese sentido, el panorama del actual candidato a la Gobernación de Antioquia por el Partido Conservador Juan Camilo Restrepo Gómez no es el más alentador desde el punto de vista de apoyos parlamentarios.

Juan Camilo, un buen muchacho, buena gente, que renunció a la dirección de Augura, tramitó el aval para su campaña ante la Dirección Nacional de los godos en Bogotá impulsado por el empresario Manuel Santiago Mejía y el mismísimo senador Carlos Andrés Trujillo, que hoy lo deja tirado en la chanda, después de llegar a compromisos con el candidato también a la Gobernación Aníbal Gaviria.

Está claro, como lo dice el mismo Juan Camilo que en última instancia es el ciudadano el que apoya o no una campaña electoral, pero tampoco puede desconocerse que, sin congresistas impulsando el proyecto electoral, la situación de Restrepo Gómez es más compleja y difícil, que sólo podría sortearse con estrategia comunicacional y un gran presupuesto.

Lo cierto es que los congresistas del Partido Conservador nunca estuvieron con Juan Camilo, ni los senadores Juan Diego Gómez y Carlos Andrés Trujillo, ni los representantes Nicolas Echeverri ni Nidia Osorio, quienes desde hace rato se encuentran en la campaña de Aníbal Gaviria. Sólo falta el representante Germán Blanco que se encuentra como un chulo en un alambrado viendo quien tiene la mejor presa.

También hay que manifestar que amor no quita conocimiento y la verdad sea dicha, ni Juan Diego, ni Nicolás, ni Blanco, dijeron apoyar a Restrepo Gómez, Trujillo sí.

Juan Camilo Restrepo Gómez sostuvo que es difícil atajar las personas, en este caso congresistas, que quieren irse para otro lado, pero insistió que es trabajando con la gente, en la calle y visitando comunidades la manera con la que se gana una campaña electoral.

En la misma conversación con Juan Camilo argumentó que está amparado no sólo por los estatutos del Partido, sino también, por la reglamentación del Consejo Nacional Electoral, que tipifica la doble militancia a aquellos congresistas que, teniendo candidato propio, apoyan a otro.

Sin embargo, diría yo, no es la primera vez que esto sucede. A finales del 2017, Humberto De La Calle ganó la consulta interna del Partido Liberal para ser candidato único a la Presidencia de la República y evidentemente se hizo contar en las elecciones de mayo del 2018 sin tener en cuenta que la mayoría de los integrantes de su colectividad estaban desde hace rato en la campaña del actual presidente Iván Duque.

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.