“VIRTUAL O VERDADERA”

El profesor universitario Rodolfo Correa, quien además, se desempeñó como gerente de la fallida campaña a la Alcaldía de Medellín de Gabriel Jaime Rico Betancur en octubre de 2015, afirmó que el aspirante presidencial Gustavo Petro tiene bajo su mando una sala de community managers de 300 integrantes.

La afirmación del profe Correa, que no podría calificarse como una denuncia, puesto que no es delito tener empleados para trabajar en redes sociales promocionando contenidos políticos, generó reacciones en la campaña “Colombia Humana”.

El mismo “Tavo” Petro salió a solicitar rectificación no solamente de Rodolfo, sino también, por el medio de comunicación por el que se emitió la afirmación.

La observación que expuso Rodolfo Correa tiene que ver con que esos community managers están generando permanentemente contenidos en pro de la campaña de Petro por lo que no es raro que cada que vez que se abre Facebook y Twitter aparezca un mensaje sobre ese candidato.

Buena por Petro que tiene cómo asumir el costo de 300 muchachos para que promocionen su campaña desde un computador, asunto que no quiere decir que vaya a ser electo por los que acudirán a las urnas en la primera y segunda vuelta presidencial si logra el mayor número de sufragios.

El detalle es que una cosa es la realidad verdadera y otra muy distinta la realidad virtual. Con el fenómeno de la “posverdad”, esa decisión que toma quien consume redes sociales bajo la orden de la emoción y sensibilidad omitiendo cualquier evidencia real, está comprobado que quien logra el mayor número de “Me gusta” no necesariamente es quien logra el objetivo.

En otras palabras consolidar la “mayoría” a través de redes sociales es estratégicamente fácil, pero de ahí a lograr que ese consolidado salga a votar es bastante difícil por varias razones entre las que se cuentan la falta de mayoría de edad, pereza de salir un domingo o por un partido de fútbol.

Por eso, quien obtiene mayorías en twitter o Facebook no necesariamente las obtiene en las urnas como le ha sucedido a muchos candidatos que están legislando y gobernando, pero en redes sociales.

Un contenido de cualquier candidato utilizado de manera correcta y con estrategia en plataformas multimediales puede generar resultados positivos.

Gustavo Petro, por ejemplo, manifestó por twitter que con o sin permiso estaría presente en el evento político en Carabobo Norte en inmediaciones de la Universidad de Antioquia.

Así se hizo, después que el mismo alcalde Federico Gutiérrez saliera a los medios capitalinos a manifestar su desacuerdo por la sencilla razón que los integrantes de la Campaña “Colombia Humana” incumplieran los requisitos para realizar un evento masivo.

Al evento acudió una modesta representación de comunidad, no fue un evento del otro mundo, pero desde la campaña en redes sociales se logró que todo el país se diera cuenta.

El twitter de “Tavo”

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.