sábado, julio 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

SE VOLVIÓ CACIQUE DON RAMÓN

A sólo varios días de trabajo del nuevo Concejo de Medellín ya se han generado malestares por la actitud de algunos cabildantes.

Es el caso del manzanillo concejal reelecto en otrora del Partido Liberal hoy en las toldas de la U, Ramón Emilio Acevedo Cardona. Según algunos concejales al psiquiatra se le subieron los humos después de las elecciones del 28 de octubre. Está en su derecho, hizo moñona de acuerdo con las directrices que dejó en vida Luis Guillermo. Ganó en la gobernación, en la alcaldía y ganó él, a pesar de que muchos lo daban por quemado.

Lo reprochable por parte de algunos de sus compañeros que lo comentaron de manera pública, es que de buenas a primeras Ramón Emilio ya tiene mirada de Cacique al estilo de Guerra en los ochenta y Fabio Valencia en los noventa, para no ir más lejos.

Comentarios son los que está generando entre sus compañeros por su actitud. Se pavonea en su corral presumiendo poder con la erudita soberbia que caracteriza a los malos políticos que hacen del discurso su gran demagogia. (Recordar caso Fajarkamón).

Algunos de sus compañeros del Concejo e integrantes de otras bancadas quedaron muy picados con la actitud que Don Ramón asumió el dos de enero en el acto de posesión del nuevo cabildo municipal. Mientras ostentaba la presidencia de la corporación de manera accidental, debido que su primer apellido empieza por la A y encabeza la lista de los veintiún concejales en orden alfabético; aprovechó la oportunidad para hacer su mejor acto político en el primer periodo ordinario de sesiones. A su amaño cambió los puestos de los concejales en el recinto de sesiones. Este pa’ca, este pa’ allá, los de la ASI allí, los Liberales acá, los de la U por el otro lado. Que artista!

Un concejal de peso hizo hasta chistes flojos por que Don Ramón se la pasa de silla en silla saltando por todo el recinto, de bancada en bancada dando instrucciones, dando línea y explicando como se debe votar si en grupo o de manera individual.

Lo cierto, es que varios de sus compañeros de curul ya lo tienen en la mira y están esperando el momento preciso para cuando de papaya hundírsela hasta la empuñadura mi Don. Guerra avisada…

RETROSPECTIVA

Don Ramón Emilio Acevedo Cardona, oriundo de Apia, bella tierra en el departamento de Risaralda, empezó su carrera política como candidato al Concejo de Medellín al lado de Libardo Álvarez Lopera. En estas elecciones se quemó, pero gracias a la renuncia de Germán Hoyos, quien también era concejal en aquella época, logró obtener esa curul.

De su primera campaña dejó varias cuentas sin saldar, unas éticas y otras económicas. Las últimas se asentaron en el cuaderno del olvido porque nunca las pagó. (Tenemos los recibos).

Posteriormente y antes que lo denunciaran por doble militancia, Don Ramón empezó a coquetearle al Partido de la U de donde recibió la bendición de Luis Guillermo. De ahí en adelante se ha dedicado a trabajar al lado de la renovación de la política Toño Yepes, de Germán Hoyos y Jaimito Restrepo. Aunque en su primera campaña criticó y blasfemó contra de Fajarkamón alias “El Incorruptible”, antes de terminar su gobierno negoció hasta lo que no tiene. (Lo vimos en un restaurante de El Poblado con Federico Restrepo, próximo gerente de EPM).

Hoy Don Ramón, con todo el derecho, come de la torta, toma decisiones, no saluda y evita la mirada de sus culebras. Dios salve al rey!
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.