sábado, mayo 25, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

MILAGRO MARIANO

torquemada12
Su Eminencia Reverendísima, Alejandro Ordoñez Torquemada

“Yo soy muy mariano y me encomendé a la Virgen de los Milagros”, fueron las palabras de Monseñor Alejandro Ordoñez, cuando en noviembre de 2012, fue reelegido como Procurador General de la Nación, para el periodo 2013-2017 habiendo sido ternado por la Corte Suprema de Justicia y generando controversia nacional por su posible reelección.

El pasado 7 de septiembre, tres años y medio después del proceso, el Consejo de Estado, misma Institución que lo candidatizó para la primera elección, anuló su reelección, al encontrar que gran parte de los magistrados que lo ternaron y de los Senadores que lo eligieron tenían familiares trabajando en la Procuraduría.

La presencia de Monseñor Alejandro Ordoñez en el Ministerio Público perjudicó ostensiblemente al Estado, por un lado fue capaz de infiltrar gran parte de los poderes que generan el equilibrio en la democracia, al sostener la tesis de “yo te elijo, tú me eliges”, fortaleciendo la práctica de la puerta giratoria que tanto daño le ha hecho a las Instituciones colombianas.

Por el otro, Ordoñez le devolvió a la religión un papel preponderante en las decisiones políticas que pretenden garantizar los derechos civiles a las minorías y que se había diezmando a partir de la Constitución del 1991. Su constante oposición al aborto, a la pastilla del día después, a la adopción por parejas del mismo sexo y al matrimonio igualitario, fue caldo de cultivo para que las diferentes iglesias se opusieran a decisiones fundamentales en un Estado de derecho como pretende ser Colombia.

Al mismo tiempo bajo la administración de Ordoñez, Colombia vivió una férrea persecución a cualquier pensamiento liberal o de izquierda que pespuntara en el horizonte político del país. Así, Gran parte de la alcaldía Petro se vio marcada por la disputa entre el burgomaestre y el Procurador y Piedad Córdoba, Senadora por el partido liberal, fue destituida e inhabilitada por él mismo.

La tardía decisión del Consejo de Estado, cuando solo faltaban cinco meses para terminar el periodo actual de Monseñor, parece más un evento de campaña presidencial que un fallo en derecho, pues ahora, Ordoñez se mostrará como una más de las ovejas uribistas perseguida por el lobo feroz Santos y recurrirá a la solidaridad del pueblo colombiano que en mayoría católico votará por el defensor de la familia, la moral y las buenas costumbres.

La actitud de Ordoñez, quien dijo que acata pero no comparte el fallo del Consejo de Estado demuestra su afán de tomar posición en el partidor de los candidatos al próximo periodo presidencial.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.