viernes, abril 19, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

FÚTBOL DE OSORIO

Entre los aspectos que más me inquietan de la cultura mexicana se encuentra el orgullo con el que la mayoría de los habitantes de ese país se refiere a su música, a su gastronomía, a su folklore y a su selección nacional de fútbol.

La semana pasada durante la estadía en el municipio de San Miguel de Allende en el Estado de Guanajuato con unos 180 mil habitantes pude evidenciar como los afiebrados de “la pecosa” vitoreaban al colombiano Juan Carlos Osorio, Director Técnico de la Selección Mexicana.

Osorio, a quien la prensa “manita” lo vuelve mierda cada vez que puede, logró un empate dos a dos con Portugal y un dos a uno con Rusia en la Copa de Confederaciones que hace como antesala para el mundial que se realizará en ese país.

San Miguel de Allende es una ciudad del Estado de Guanajuato, extraída y casi copiada a imagen y semejanza de un pueblito español. Acepto que mi xenofobia salió a flor de piel al evidenciar que ésta hermosísima localidad es unos de los paraderos más exclusivos del turismo anglosajón que no pierde la oportunidad para aflorar su libertad, sin contar los integrantes arios de la tercera edad, mochileros, por lo general que ocupan los mejores predios para el retiro.

El pueblito de San Miguel, en donde se presenta una, máximo dos muertes violentas en un mes, e inscrito por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad, es de gran importancia puesto que aportó a la lucha de independencia de los sinvergüenzas chapetones españoles.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.