viernes, febrero 23, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

CUANDO ERA FELIZ Y ABSTENCIONISTA

Acepto la equivocación. Haber sobrevalorado la estructura clientelista de Colombia y haber incluso apostado a la presencia de Vargas Lleras en la segunda vuelta, fue un error, las elecciones del fin de semana anterior dejaron cosas positivas y develaron verdades tristes.

¿Cómo entender un país donde el principal elector ha alimentado su discurso en la guerra y en las críticas a un proceso de paz, que perfecto o imperfecto, logró lo que en 50 años no se había podido?, ¿cómo entender que el principal gestor de ese proceso exitoso para el Estado, las elecciones lo demostraron, haya sido el contendiente que menos votos alcanzó?

A la hora de los balances se ha llegado a concluir que fue un proceso enriquecedor en el sentido que la votación aumentó cerca de un 10%, y a la hora de explicar el fenómeno las razones oscilan entre la presencia de diversos candidatos de muchos matices a la inexistencia de un movimiento que tenía por bandera el boicot a las elecciones.

Sí, la desmovilización de las FARC generó posibilidades múltiples para la derecha y para la izquierda, el pasado domingo el País respiró un aire diferente, pero pese a que todos los analistas coinciden en ello, no valoramos el momento histórico.

Somos un país completamente extraño, juzgamos a través de los medios de comunicación que de la mano guían nuestro juicio, nos dejamos llevar de las hordas del odio y la insensatez, incluso clamamos porque aquellos que han sido nuestros verdugos lo sigan siendo.

Es cierto que han cambiado cosas, y que si lo sabemos aprovechar cambiaremos nuestro destino, pero muchas otras siguen igual, y es a ese lugar común donde no podemos volver.

P.D. Le pregunto a los juristas miles los hay, por qué no se configura constreñimiento al electorado cuando los dueños de una empresa con terror y mentiras casi obligan a que las votaciones sean en una dirección.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.