sábado, mayo 25, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

SI ESTE ES EL DESAYUNO

El siete de agosto, el Centro Democrático, publicó en un diario de circulación nacional un memorial de agravios en contra del entonces Presidente Juan Manuel Santos, abriendo el camino a lo que más tarde ratificaría Ernesto Macías, cabeza del Senado de la república, y que poco a poco los ciudadanos hemos empezado a conocer y pronto, muy pronto, empezaremos a padecer.

El memorial acusaba a Santos de una cantidad de responsabilidades, que no merecen la pena ser repetidas, muchas de ellas verdades, otras verdades a medias y las más, mentiras, pero en realidad lo que pretendía la publicidad en mención y el posterior discurso del Senador de Centro Democrático, era declarar la inviabilidad del Estado si no se aplican los correctivos necesarios que van desde volver a posicionar la guerra (el miedo que ya brindó réditos a Centro Democrático) hasta reformas pensionales y tributarias que irán por la clase media y fortalecerán la clase empresarial.

Santos, hizo lo impensable: desarmó mediante negociación a la guerrilla más antigua de Latinoamérica, pero además, sin haber sido el presidente más social de la historia del país hizo lo suyo, entre otras cosas que los diferentes gremios podrán demostrar, solo diré que los maestros, obtuvieron, nada regalado, sí con la presión en las calles, un aumento salarial durante el periodo presidencial que acaba, del 9%, adicional al aumento dado a los empleados públicos, y dejando firmado (Ojalá Duque no lo desconozca argumentando el alto índice de déficit fiscal, que según él y su grupo político ha dejado a Colombia en una especie de limbo económico) un poco más para los periodos 2019 y 2020.

Así mismo, lo alcanzado por el Ministro de Salud no es despreciable: desafiar las farmacéuticas multinacionales para ejercer control sobre los costos de los medicamentos.

Paradójicamente, los ciudadanos desconocimos lo hecho por Santos, que repito no fue un gran presidente en cuanto a lo social se refiere, pues la desigualdad aumentó durante su gobierno, sin embargo de nuevo castigamos gobiernos que han sido menos perversos con las clases desfavorecidas y premiamos los que más nos han castigado.

En la presidencia de Ernesto Samper, el salario mínimo aumentó en proporción un poco más de lo que venía siendo aumentado, de igual manera hubo gremios de la clase trabajadora (Clase trabajadora señora ministra Arango, no laboral, como lo expresó en entrevista dada a un medio, que demuestra desde el discurso lo que se le viene a los trabajadores y empleados del país), que se vieron beneficiados, sin embargo en la elección del sucesor, lo castigamos eligiendo al peor de los peores, quien además de las miles de atrocidades realizadas, modificó la Constitución para reducir las transferencias a los entes territoriales y comenzando el desmonte de uno de los mayores logros de la Constitución de 1991, la descentralización.

Luego elegimos a Uribe, (sin palabras), solo para recordar una de sus perlas redujo la bonificación a los trabajadores de las horas nocturnas. Santos recuperó dos de esas horas y por ese hecho, premiamos y sacrificamos, respectivamente.

El nuevo gobierno, a quien han intentado escindir de su mentor nos recibe con una ecuación matemática muy interesante: bajar impuestos a los empresarios para aumentar el salario a los trabajadores y ponerle impuestos a los salarios aumentados, en otras palabras, lo aumentado que deben pagar de más los empresarios, no lo sacarán de sus ganancias, sino de los impuestos dejados de tributar, no sacrifican ni un centavo, y lo dejado de percibir por impuestos lo recupera el Estado con las imposiciones hechas a los salarios que en teoría aumentaron y otros muchos que no recibirán aumento pero sí serán cargados con nuevas imposiciones tributarias.

Esta es nuestra realidad. Se vienen cuatro años, ojalá no necesite más, de una cruenta oleada contra la clase media para mantener el statu quo que tanto gusta a los poderos del país.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.