viernes, febrero 23, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“ACOSADORES Y PREÑADORES”

Sin temor a equivocarme podría manifestar que después de hacer mi primera comunión a la edad de 9 años, creo, me confesé, si mucho, dos o tres veces…

No volví a orar, ni volví a misa y lo único que me interesa de la vida sacra son la música y el vino. En la decisión para desentenderme de la práctica religiosa tuvo que ver un curita, un “cacorrito” de medio pelo que me mantenía en la mira. Se imaginan este hombrononón en plena infancia, cacheticolorado, con cabello ensortijado y unas pequitas en las mejillas rosadas, ¡carne fresca pa’l curita!…

No volví a la Iglesia, es más, actualmente ando tramitando la excomunión, debido a las dudas que generaron varios actos que, desde ese momento, para mí, han sido contradictorios entre sacerdotes y monjas: el celibato y su negación pública de su deseo sexual.

En alguna ocasión fui a confesarme y como no había ninguna clase de prontuario que me acusara o que pusiera en riesgo mi vida por causa de un rayo, el curita de turno, un flaquito peliblanco, que deberá estar asándose a fuego eterno en el infierno, empezaba en interrogatorio.

– ¿Es grosero con la mamá?, no padre.
– ¿Mete mentiritas?, algunas veces padre.
– ¿Eres obediente?, algunas veces padre.
– ¿Hace las tareas del colegio?, no padre.
– ¿Ayudas con los quehaceres de la casa?, no padre.
– ¿Dice groserías?, siempre padre.

Rutinaria la cosa con el curita que vivía en la casa de las monjas. Siempre con dos, no con una, con dos mojas para arriba y para abajo, pero nadie vio extrañeza de ese hombre enviado de Dios…

El interrogatorio del curita se iba poniendo interesante para él mismo, no para mí, que empezaba a ponerme incómodo. – ¿Se toca el cuerpecito?, ¿cómo así padre?, le contesté. El “apóstol”, otro de los herederos de “San Pedro” asustado paró de un totazo el interrogatorio. A los 9 años ya era lo suficientemente cagada como para impedir revelar lo que pasaba.

Por la condición de haber sido casi hijo de madre soltera me había formado de calle en calle y de manga en manga sobre el conocimiento preciso de que a un cura le sale lo mismo que a mí por la parte de atrás y desde muy pequeño me advertí que algunos, no todos, son primos hermanos de las garrapatas a las que hay que regalarles todo, además, que no se les puede contradecir porque son la voz de Dios en la tierra.

Lo claro es que en el escenario de las creencias no hay necesidad de debatir o analizar, cada quien podrá creer en lo que quiera, pero así a los católicos practicantes les parezca increíble, la Iglesia Católica Apostólica y Romana como institución, está integrada por más de un corrupto desde la era cristiana.

Tanto es así que ahora apenas se ha revelado a través del periódico estadunidense The New York Times que el propio Vaticano tiene una Guía Secreta para curas que tienen hijos, en su mayoría, engendrados por acosos y abusos sexuales a monjas y otras mujeres, sin contar las denuncias por pederastas y abusos a menores de edad…

De acuerdo con los denunciantes no se tienen cifras exactas de los posibles hijos de curas abusadores, COPING INTERNATIONAL, una página web por la que se canaliza ayudas a víctimas por abuso y acoso sexual tiene inscritos más de 50 mil personas provenientes de cerca de 175 países.

Sobre ese secreto manual para curas pederastas y preñadores, se habló por primera vez en el mes de octubre de 2017 cuando el arzobispo Iván Jurkovič fue enviado por el Vaticano ante las Naciones Unidas en Ginebra a hablar del tema.

Posteriormente el vocero de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, tuvo que confirmar que sí mantienen pautas secretas, lineamientos y reglas generales sobre los clérigos que tienen hijos a pesar de sus votos de celibato.

Los últimos escándalos en los que se ha visto envuelta la Iglesia Católica obligaron al Papa Francisco a tomar decisiones contundentes pasando por encima de más de un purpurado ortodoxo y contradictor.

A partir de este jueves hasta el domingo, se realizará la histórica reunión sobre pederastia que se celebrará en el Vaticano como un «acto de fuerte responsabilidad pastoral ante un desafío urgente», dijo el Papa.

Por todo el fin de semana se reunirán los presidentes de las Conferencias Episcopales de cerca de 130 países para analizar la protección de los menores en la Iglesia Católica en compañía de superiores generales de congregaciones y grupos de víctimas.

Para encontrarse un caso de acoso y abuso sexual, no es sino cerrar la puerta o pararse debajo de una escalera porque no solamente están en las sacristías y en los confesionarios, pululan, están en todos los lados disfrazados de padres de familia, tíos, hermanos, profesores, venteros, carniceros, periodistas, profesores, abra el ojo papá y mamá, no deje sus muchachos sin ninguna clase de supervisión realmente confiable…

La situación es tan lamentable que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar afronta actualmente 36 mil procesos por violencia sexual contra menores en todo el país. En 2017 diariamente atendían 32 denuncias y en 2018 aumentó a 36 casos.

Por dicha situación el ICBF comenzará una prueba piloto con la construcción de un Centro de Atención Integral a Víctimas de Abuso Sexual especializado en menores que comenzará a funcionar en Medellín en donde en el 2018, aumentaron en un 8% las denuncias de abuso sexual infantil.

La Alcaldía, específicamente desde el Despacho de la Primera Dama, Margarita María Gómez Marín inició la campaña CON MI CUERPO NADIE SE METE, con la que se adelantarán actividades educativas y de sensibilización en todas las instituciones de la ciudad enfocadas en la prevención del abuso sexual infantil.

Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.