miércoles, mayo 22, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“LA VIVIENDA ACCEQUIBLE PARA TODOS”: RAÚL CARDONA

El costo promedio de una vivienda es bastante alto y poco accesible para la población, razón por la que Cardona propone viviendas de calidad a bajo costo para mejorar la calidad de vida de los habitantes del municipio.

Lea: ORTEGA ADHIRIÓ A NÉSTOR RESTREPO EM BELLO

La flexibilización en las condiciones para que los envigadeños puedan acceder a vivienda, además de alternativas para adelantar reformas y remodelaciones será una tarea del candidato a la Alcaldía de Envigado, Raúl Cardona.

“El municipio debe impulsar la construcción de una vivienda digna a un costo razonable. Nosotros lo hemos hecho, lo hemos hecho bien y queremos proponerle a los envigadeños construir nuevas viviendas de interés social, no sólo para el público en general, sino también para empleados y profesores, que creemos que también deben tener oportunidades para adquirir su propia vivienda”…

Así lo manifestó Raúl Cardona quien se desempeñó como alcalde de esta localidad del sur del Valle de Aburrá durante el periodo comprendido entre el 2016 y 2019.

El costo promedio de una vivienda es de $600 millones de pesos, bastante alto y poco accesible para la población, razón por la que Cardona propone en su programa de gobierno, viviendas de calidad a bajo costo para mejorar la calidad de vida de muchos de los habitantes del municipio.

Raúl Cardona, expresó, además, que trabajará para impulsar estrategias para adelantar reformas y reconstrucción de casas en Envigado para las personas y familias que ya las tienen.

También está el programa de plan, lote y vivienda usada que han sido exitosos pero que, con el incremento de los costos de la vivienda, los beneficios han disminuido. Vamos a hacerle reformas para que la gente pueda volver a acceder”, agregó.

Lea: JORGE RODRÍGUEZ PRÓXIMO DIPUTADO

Lea: CULTURA CON “DINAMITA”

Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.