LA HORMIGA DE FICO

Acercándose el fin del cuatrienio de los mandatarios locales y a poco más de un mes para las elecciones de los sucesores, comienzan los balances e informes de gestión de los salientes.

Indiscutiblemente si algo ha sido destacable de la actual Administración de Medellín es el trabajo silencioso y constante del Secretario de Educación: Luis Guillermo Patiño Aristizábal, quien desde el principio planteó políticas en defensa de la educación pública de la ciudad y generó alternativas para fortalecerla.

Patiño ganó su gran apuesta, logrando disminuir el índice de deserción escolar a un 2.9%, cifra bastante reducida si se tiene en cuenta que Medellín es una ciudad con alto índice de trashumancia interna por los conflictos sociales que vive. El logro es más destacable si tenemos en cuenta además que estos jóvenes desplazados de los barrios son los más vulnerables de los territorios.

A la par de esto y seguramente como consecuencia de lo anterior, la Secretaría de Luis Guillermo Patiño, aumentó la matrícula en el sector oficial en un 2.1% en su administración, logrando con esto que el 83.7% de los estudiantes de la ciudad pertenezcan al sector oficial.

También se aumentó el número de estudiantes con media técnica en 6325, pasando a casi 21000, logrando que cerca de 180 instituciones públicas de la ciudad ofrezcan esa alternativa, educación ésta que tiene toda la posibilidad de articulación con la educación superior.

Hoy la ciudad de Medellín pasó de un cubrimiento de 2890 estudiantes en 2015 a uno de 42319, con educación única, cifra bastante destacable si se tiene en cuenta además los obstáculos que el gobierno nacional pone para ofrecer el servicio.

El programa buen comienzo alcanzó cifra histórica en su cubrimiento con cerca de 82.650 niños atendidos y 12.265 madres gestantes y lactantes. Y con el programa “La inclusión es con vos” se llegó a 229 instituciones, aumentando en un 59% entre el año 2015 y 2018.

Se obtuvo un mejoramiento notorio en los resultados de las pruebas Saber logrando en 2018 que el 70% de la Instituciones públicas de Medellín estuvieran en las categorías A+, A y B, un aumento del 22% con relación a 2015.

En relación con el gremio, se puso en marcha el centro MOVA, un espacio muy bien pensado y mejor ejecutado. MOVA, el centro de formación de maestros, ha logrado ganarse un lugar en el corazón de los docentes que logran allí acercarse a la investigación, la innovación y la creatividad, con cursos de todo tipo y tamaño.

Los logros no pararon, hay más. Sin embargo, la realidad es que todo lo que se haga en educación es de largo aliento, pues sus resultados se notan con posterioridad, y en muchos casos todos los esfuerzos realizados en un gobierno se vienen al traste por la soberbia de los sucesores que creen que desconociendo el trabajo de los anteriores pueden generar mejor percepción en su actuar. Votaremos y veremos.

Adolfo Ospina

Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.