sábado, julio 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

EL REPARTO DE LUIS ALFREDO

El colega Juan Fernando Ortiz, quien a partir de enero será el Jefe de Comunicaciones de la Gobernación de Antioquia, fue el encargado de anunciar la segunda tanda de nombramientos de los fulanos que integrarán el gabinete seccional que presidirá el mandatario electo, Luis Alfredo Ramos Botero.


Como Asesor del gobernador fue nombrado el amigo y seguidor de Luisalfre, Héctor Quintero, abogado de la UPB y quien se ha desempeñado como Embajador de Colombia en Perú, donde también trabajó Libardo Álvarez. Quintero fue Secretario de Gobierno y de Hacienda de Antioquia, Presidente de Findeter y Gerente del IDEA.

Como Secretario de Educación, fue nombrado el licenciado Humberto Diez. Este señor se ha desempeñado como Rector Universitario, Asesor del Ministerio de Educación Nacional y Asesor del Banco Mundial, La FAO, La CEPAL y las Naciones Unidas.


La Secretaria de Recurso Humano será Ana María Ruiz Zapata, Administradora de Empresas de UPB, Especialista en Alta Gerencia y Economía. Se ha desempeñado como Directora Administrativa Financiera de la Contraloría de Medellín, y como Jefe del Departamento de Contabilidad de Coomeva.

Gran sorpresa nos llevamos al conocer el nombramiento de Néstor Diez Montoya como gerente de Benedan. Nos equivocamos al afirmar que nuevamente «El comandante» volvería a reinar en esta entidad. Más adelante sabremos que le darán al César.

Diez Montoya es Ingeniero Administrador de la Universidad Nacional con Especialización en Mercadeo. Se ha desempeñado como Ejecutivo de Acopi Antioquia, Subdirector de Proyectos de Comfenalco y Alcalde de Sabaneta.


A la Gerencia de Control Interno llega el Administrador de Empresas de la Universidad de Medellín, Iván Ortega Rojas, quien adelantó una Especialización de Geopolítica en Eafit. Ha sido Asesor del director general de la DIAN, Secretario de Tránsito de Bello y Subsecretario de Tránsito de Medellín.

El director del DAPARD será John Fredy Rendón Roldán, cuotica de la actual Representante a la Cámara y muy, pero muy amiga del Luisalfre, me refiero a la monita Liliana Rendón Roldán. (Lástima que seas ajena). El hermanito de Lili, es abogado de la universidad de Medellín, con especializaciones en Derecho Administrativo. Se ha desempeñado como Director de Recursos Humanos de la Empresa Formas Intimas.


William Palacio, se desempeñará en el gobierno de Ramos botero como Asesor de Urabá. Es cirujano de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM con especializaciones en Servicios de Salud y Seguridad Social. Fue Director del Hospital de Turbo y Alcalde de la misma localidad.

El hermanito de “Lonso”, Alcalde Electo de Medellín fue nombrado como Gerente Indígena. Además de trabajar por las etnias en nuestro departamento a Carlitos le tocará mantener a Eulalia neutralizada y contenta, con el fin de que no ponga problema y tenerla satisfecha hasta las próximas elecciones cuando este combo de caudillistas que profesan las máximas del fajardismo necesiten nuevamente los avales de la ASI para aspirar a cargos de elección popular. Carlos Augusto Salazar Jaramillo, es Sociólogo de la Universidad de Antioquia con diplomados en Sistemas de Información Geográfica en la Universidad de Duesseldorf (dónde será eso).

El hermanito de Alonso se ha desempeñado como Director Ejecutivo, Asesor de la Fundación Centro de Cooperación al Indígena y Asesor para las Comunidades Indígenas del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Finalmente, el segundo grupo de nombramientos lo conforma el Administrador de Empresas de la Universidad de Medellín, Edgar Arrubla Cano. Fue Director de Finanzas y Gestión de Recursos en el Departamento Administrativo de Planeación de la Gobernación, Director de Planeación de la Universidad de Medellín, del Poli Jaime Isaza y de la Cooperativa de Colombia.


Arrubla, hizo parte del libardismo cuando tenía alguito de poder en la ciudad. Ahora hace parte del movimiento político que lideran el concejal Ramón Acevedo, junto con los representantes a la Cámara Germán Hoyos y la figura de Jaime Restrepo Cuartas. Hace parte también de este grupo la renovación de la política en Antioquia, Antonio Yepes Parra, quienes siguieron al pie de la letra las indicaciones desde el más allá del muerto senador antioqueño, Luis Guillermo Vélez Trujillo.

En otras palabras; la jugaron bien y ahora están recogiendo. Lo incomodo de la rosca es no estar en ella. Qué estarán pensando el senador pronto a quemarse en elecciones Juan Carlos Vélez y el Representante a la Cámara Augusto Posada?. Eso les pasa por aguas tibias. Vio Carlos Ignacio, se lo advertimos a tiempo.

Ñapa I: Y el Libardismo qué?


Preocupación soterrada y silenciosa existe entre los seguidores del exrector del Poli, exconcejal y exsecretario de Medellín, Libardo Álvarez Lopera. Nadie dice nada, todo el mundo está callado.

Los desaciertos del libardismo en la escogencia de candidatos para las pasadas elecciones de octubre, hicieron que fichas claves que siempre permanecieron al movimiento se abrieran del parche de manera disimulada como regularmente se hace en política para evitar generar susceptibilidades.

Aunque todavía es incierto cual será la cuota que el gobernador electo le ofrecerá al libardismo que apoyó la propuesta «Manos a la Obra», las cosas huelen mal. Tocará esperar.

Ñapa II: Será que sí?


Me contaron que Carlos Ignacio Cuervo, quien padece quemaduras que ni con implantes de piel se curan, dizque está que se desgañota por meter al licenciado Fredy Vélez, actual Vicedecano de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia al cargo de gerente de Teleantioquia.

Fredy Vélez, quien siempre tiene un Plan A, B, C, D, hasta la Z por si las cosas no le salen sacar los ases bajo la manga, brinca de acuerdo a sus intereses personales entre el libardismo y el despotismo según el caso. Esperemos a ver. Mateo 7, 16 “Por sus acciones los conoceréis”.
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.