sábado, julio 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO N° 136

“El que gana es el que goza”, y es de caballeros aceptar la derrota y el triunfo de los demás, más aún en el escenario político, donde la ruleta de la fortuna no para de rodar, hoy estamos arriba, mañana abajo. Pero en nuestro caso, siempre estaremos abajo, porque para nadie es un secreto, que nos damos la oportunidad de criticar, supervisar, y especialmente opinar metiendo el dedo como Santo Tomás.
Nunca nos permitiremos hacer genuflexiones, inclinaciones y reverencias en el oficialismo, esa es la característica principal de los burócratas, los mamertos, manzanillos y mediocres que se acuestan con una decisión y se levantan con otra, especialmente después de elecciones. Nosotros por la palabra nos hacemos reventar hasta al final, y la única manera de cambiar de parecer es con argumentos serios.
Nosotros no somos como esos “patriotas” sin horizonte, que gritaban jubilosos el triunfo de los hoy electos, sin terminar la jornada. Estamos convencidos, “el que gana es el que goza”, y están en su derecho, pero no se puede mostrar tanto el hambre.
En el escenario político, “donde todo se vale”, así se oculte bajo el manto de la “transparencia”, se debe reconocer el triunfo como Gobernador de Antioquia de Sergio Fajardo y de Aníbal Gaviria como Alcalde de Medellín.
Somos tolerantes, además, con los timoratos correos electrónicos de los anónimos de encapuchados fajaralonsistas, en los cuales nos recuerdan para que somos buenos. Nos gusta el sentido contrario, el camino más difícil y pedregoso, y aceptamos las criticas por el sólo hecho de no compartir el desgastado discurso de la nueva forma de hacer política. Repito, están en su derecho, “el que gana es el que goza”, pero seguiremos adelante, con el ojo abierto, criticando, supervisando, opinando y metiendo el dedo como Santo Tomás.
Finalmente, les dejo esta dedicatoria, gran obra de los Tucanes de Tijuana, “El de Mexicali”, armonía que a ustedes les queda como anillo al dedo.

Indudablemente el gran perdedor con el arrollador triunfo de Fajardo, es el Gobernador Luis Alfredo Ramos, a quien le esculcarán hasta por debajo de los calzones para detectar las presuntas irregularidades en el tren de la contratación estatal, entre otros casos.

Fajardo, cuando se posesione en el gobierno seccional, hurgará por dentro de la nariz de los empleados y funcionarios, levantará las alfombras, y vaciará las materas de su nuevo “palacio” para detectar una a una, las presuntas irregularidades del saliente gobierno. Pobre Luis Alfredo, no sabe lo que le sube pierna arriba, le tocará pagar escondidijo a peso…
Perdió el Partido Conservador, en su mayoría los seguidores del ramismo. Por su incapacidad de conciliar y negociar con Partido de la U, no posibilitaron las coaliciones necesarias, aspecto que le dejó libre la plaza a Sergio Fajardo, que recibirá el cetro y la corona para “dictar” en el departamento.
Perdió la Senadora Liliana Rendón, quien aseguró que Fajardo no ganaría en los 116 municipios de Antioquia por fuera del Área Metropolitana, y se atrevió a sostener que le sería difícil ganar en varias de las localidades del Valle del Aburrá. Gravísima es la situación política de la “Mona” Rendón porque a partir de enero próximo, tampoco contará con el apoyo del departamento, ni de su coequipero en el Concejo de Medellín, Carlos Andrés Roldan, quien también se chamuscó.
La realidad demostró otra cosa. En Bello ganó el voto en blanco y Fajardo le ganó a la casa política Suárez Mira, donde se evidenció que con el exsenador Oscar Suárez en la cárcel por parapolítica, ese cuartel vale tres pesos, y que el trabajo de Olga su hermana, la otra senadora, fue estrictamente deficiente.
Perdieron también las chamuscadas concejalas conservadoras Regina Zuluaga y María Mercedes Mateos, que tiene a más de uno sin palabras y con lágrimas en el ojo. Se preveía por lo menos que la primera iba a obtener una votación significativa y la segunda iba a pasar dejando pelos en el alambrado. No les dio y toca empacar a partir del 31 de diciembre…

Sobre Álvaro Uribe Vélez hay poco por decir al terminar el partido. Durante la anterior competencia electoral se comprobó que todo lo que toca lo quema, y que además, se evidenció ante la opinión pública, que puede que Uribe haya sido buen presidente, pero actualmente es el peor Expresidente que Colombia ha tenido, le ganó a “Patraña”.

Un Expresidente de la República, que no sabe bailar, más atravesado que un bunde tolimense y con el ritmo de un barco en altamar, sólo genera una cosa. Pero todavía hay que decir…
Un Expresidente de la República, proveniente de la montaña, mal hablado, montado en bicicleta y cargándole el megáfono a Peñalosa, como todo un pregonero de pueblo, lo único que puede generar es una cosa, pena ajena. Quemó a Peñalosa, a Estrada y a Fico.

Sobre la campaña Firmes, cuatro cosas simplemente. La primera que competir contra el periódico El Colombiano, el Grupo Empresarial Antioqueño y la maquinaria estatal del cuestionado “Lonso” Salazar fue imposible. Se comprobó que estas instituciones pueden hacer lo que les venga en gana, especialmente en competencia electoral.

Lo segundo es que la votación que obtuvo Luis Pérez, fue casi la misma de hace 4 años. Podría ser una lectura explicar que el candidato fue a los mismos lugares, hizo política con las mismas personas y no se preocupó su campaña por penetrar en otros nichos de población; trabajo que sí realizó Federico Gutiérrez, demostrado en su positiva votación.
Tercero, JJ Rendón pasó de agache, sus estrategias y su asesoría, están a años luz, de lo que realmente piensa el ciudadano promedio en Medellín. El venezolano Juan José Rendón, “El Hombre de Negro”, se peló en Perú en las pasadas elecciones presidenciales, y en Colombia, se peló en Bogotá y la cagó Medellín. Mucho de mitómano y culebrero, y caímos redondos…
Cuarto, no puede descartarse la presunta mano negra del oficialismo, porque mañas han aprendido. Que vayan a la Registraduría que allá saben cositas…

“El que gana es el que goza”, y en ese sentido, los triunfadores en el Concejo de Medellín son bastantes los que aseguraron la participación en el escenario político los próximos cuatro años.

Como se había vaticinado, el actual concejal y reelegido por tercera vez Jesús Aníbal Echeverri, integrante del Partido de la U, quedó como una reina con cerca de 15 mil votos, que demostraron que es el concejal de la ciudad con el mejor trabajo electoral. Apoyo a Federico Gutiérrez, dicen.

Igualmente, el siempre liberal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos, demostró que tiene peso atrás y que hacer oposición al gobierno de “Lonso” Salazar, por sus presuntas y otras comprobadas irregularidades sí paga. Bernardo Alejandro, muy posiblemente será designado para el 2012 Presidente del Cabildo Municipal.

Por su parte, algunos se atrevieron a expresar que el concejal conservador John Jaime Moncada, iba derechito para el pabellón de quemados del San Vicente. Todo lo contrario, con tiro en el hígado, con hospitalización por varios meses, Moncada obtuvo la votación más alta del Partido Conservador en Medellín.

Dos jovencitos lograron curules en el Concejo de Medellín. Yefferson Miranda, quien trabajó al lado Alcalde “Lonso” Salazar, obtuvo la mayor votación por el Partido Verde.

Muchos nos babeamos el ingreso de Miranda a la corporación, porque lo están esperando para su amable recibimiento Bernardo Alejandro Guerra, Rubén Darío Callejas y Jesús Aníbal Echeverri, quienes tienen curiosidad y varios interrogantes de quien se desempeñara como asistente personal del cuestionado mandatario local.
El otro, quien todavía no sale del asombro es Robert Bohórquez. Logró una curul por Cambio Radical, muy joven, esperamos que no se amedrante por la leonera en la que se va a meter.

Muchos, pero muchos se quedaron con la boca abierta con la votación que obtuvo el Concejal por el Partido de la U, Ramón Acevedo, a quien el Senador Germán Darío Hoyos, desestimó y sacó por la puerta de atrás de su grupo político, por circunstancias que todavía no conocemos, pero que con ese golazo olímpico, las hurgaremos como sea.

El siquiatra Ramón Emilio Acevedo Cardona, con su nadadito de perro se convirtió en jefe de sí mismo, con la tercera votación más importante de su colectividad. Los programas de televisión que dirige con temas de farmacodependencia, en uno de los canales con más audiencia en la ciudad, el departamento y el país, y además, una que otra visita a parroquias de la villa, premiaron su esfuerzo.
En la recta final de la campaña electoral, por orden del Senador Hoyos, Acevedo fue dejado a la deriva, pero con sus ojitos azules y su trabajo constante dio clase sobre lo que es un buen político.

Me hicieron reír, alguien llamó a preguntarme sí “Pitillo” había pasado al Concejo. “Pitillo”, ¿será “Palillo”?, contesté. Como lo haya hecho, Esteban Escobar obtuvo una votación significativa, que puso en riesgo la curul de su compañero de bancada Luis Bernardo Vélez.

Lo cierto, es que en el momento, el médico Vélez Montoya, ya sobrepaso en votos a “Pitillo” durante el reconteo de las últimas horas.
Varios de los concejales que siempre pusieron en tela de juicio, los argumentos de Escobar por defender a ultranza el gobierno local, hoy se preguntan de dónde “Palillo” sacó tanta votación.
La respuesta la entregaron varios de los integrantes del Partido Alianza Social Independiente, ASI, quienes sindican al Representante a la Cámara Juan Manuel Valdés, de ser todo un fariseo, por torcer muchos de los votos de Luis Bernardo para beneficiar a “Pitillo”. Sigue el reconteo…

Indiscutible son los mensajes de solidaridad por la chamuscada de uno de los mejores concejales que tuvo el Cabildo Municipal durante el gobierno más nefasto en Medellín como el de Alonso Salazar.

Lamentablemente para muchos, no alcanzó el esfuerzo para que Carlos Ballesteros, Concejal del Polo Democrático Alternativo, fuera reelegido. Su seriedad, su conocimiento jurídico, su capacidad académica, su repeto por los demás y la defensa de los Derechos Humanos fueron, entre otros aspectos, lo más sobresaliente de Ballesteros Barón en el Concejo los últimos cuatro años.

En un problema legal podrían verse implicadas varias personas, integrantes del Sindicato de la Personería de Medellín por un anónimo que pusieron a circular a través de correo electrónico.

En el panfleto, escrito al mejor estilo de los sicarios a sueldo que tiran por la espalda, sindican a varios integrantes del Ministerio Público, por ser acreedores de los supuestos beneficios que otorga a dedo el Jefe de Jefes.
Lo cierto, es que se iniciaron las investigaciones pertinentes por las falsas acusaciones, y si los anónimos denunciantes, varios de ellos totalmente identificados, no entregan las pruebas, podrían quedar muy enredados…

Por: Adolfo León Ospina Mejía

Definitivamente toda tarea bien hecha tiene su recompensa, y esto nos lo demostró el electo alcalde de la capital del país, Gustavo Petro. El premio por haber contribuido a la destrucción del polo fue la alcaldía de Bogotá.
Nunca antes en una contienda electoral un candidato que no haga parte de la derecha del país había tenido tanto despliegue mediático como Petro, incluso las encuestas contratadas, pagadas y divulgadas por las grandes empresas informativas, le pegaron su empujoncito retribuyéndole el favor recibido.
Y es que como lo escribimos en su momento la presencia de un movimiento de izquierda en el segundo puesto de elección popular del país ya pasó de ser necesario a ser una piedrita en el zapato, y se evidenciaba la imperiosa necesidad de quitarle la alcaldía de Bogotá al Polo.
Petro, quien en su momento de congresista brilló por su capacidad investigativa y argumentativa en los excelentes debates que citó y realizó, hoy nos sorprende de nuevo con su inteligencia, sagacidad y astucia política con una jugada digna del mejor de los ajedrecistas, medrando desde el interior las huestes del partido que ingenuamente lo avaló como candidato presidencial y al tiempo creando un movimiento personalista con el apoyo de parte de las bases polistas que lo siguen y muchos de la derecha colombiana a quien les hizo el mandado.
Por el bien de la capital de la república todos los colombianos le deseamos buen viento y buena mar al nuevo alcalde y por el bien de la mal llamada democracia colombiana esperamos que el Polo, que en su escasa vida política se estaba pespuntando como un verdadero partido, logre sobreaguar en estas turbulentas corrientes que pretenden a cualquier costo (ojalá que no como lo hicieron con la U.P) sacarlo del escenario político.
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.