sábado, abril 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

VALORIZACIÓN DEBE REVISARSE

valorizacion-poblado-3La Administración Municipal se está convirtiendo en el pésimo jefe de debate para la aspiración de Claudia Patricia Restrepo a la Alcaldía de Medellín en las elecciones de octubre del año próximo.

La decisión que tomó el gobierno local en dejar para ésta época el derrame de valorización en El Poblado ha generado tanta inconformidad en los habitantes de la Comuna 14 que en el Concejo le recordaron a los corporados que vetarán cualquier candidato que sea apoyado por el actual gobierno.

Los representantes de la comunidad de este sector de la ciudad le recomendaron al Alcalde Aníbal Gaviria que en vez de meterle la mano al bolsillo de los habitantes de El Poblado, le cobre a la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO los más de $200.000’000.000 (doscientos mil millones de pesos) que le adeudan al Municipio por compensaciones urbanísticas, y que además, designe presupuesto de los billones de pesos que arrojó la venta de UNE a la multinacional Millicom para la construcción de las obras que se pretenden ejecutar en ese sector del sur oriente de Medellín.

Por su parte, el concejal Luis Bernardo Vélez Montoya manifestó que la mala aplicación del instrumento de valorización debe traducirse en una suspensión del gravamen, ante el riesgo latente que las comunidades deban desplazarse de sus territorios.

Sostuvo que es preocupante que los criterios de aplicación del derrame no correspondan a un asunto de individualización y de situación socioeconómica de los afectados.

Así mismo, la representante del Movimiento Cívico de habitantes de El Poblado Margarita Peláez dijo que el cobro de valorización es ilegal, injusto e inequitativo puesto que se conocen casos que demuestran las inconsistencias en el cobro.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.