jueves, abril 11, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

BUSCANDO VOTOS

cd2El triunvirato y el mismo Uribe pudieron dar con la fórmula para organizar el desorden y las divisiones que se venían presentando en el interior de Centro Democrático en la misión de designar los nombres que integrarán los primeros renglones de la lista cerrada para el Concejo de Medellín.

Con la aplicación de los Estatutos del Partido, todos y cada uno de los aspirantes al Cabildo Municipal, tendrán que remangarse para hacer campaña entre los 64 mil 500 miembros que se encuentran inscritos con el fin de que a través de una consulta cerrada sean elegidos como candidatos a la corporación municipal en el periodo 2016-2019.

Estos jóvenes políticos y unos cuantos “quemados” que quieren reencaucharse, tendrán que dejar de cañar para salir a calle a buscar los votos necesarios para la consulta que se realizará el domingo 19 de abril.

El nuevo panorama dejó con la boca abierta hasta al exprecandidato a la Alcaldía de Medellín por CD, Juan Fernando Jaramillo, que a ojos de buen cubero se equivocó de cabo a rabo en el hecho de haber adelantado la adhesión a la campaña de Juan Carlos Vélez Uribe. Jaramillo debió haber esperado para asegurar un puesto fijo en la lista cerrada al Concejo, estrategia que enredó por acelerado.

El asunto es sencillo. Cuando se inició la puja entre los aspirantes a corporaciones públicas, los mismos integrantes de CD empezaron a criticar convencidos que las listas serían confeccionadas a dedo por el mismo Uribe, dueño del lapicero como los viejos propietarios de partidos políticos hace 40 años.

Varios de los aspirantes al Concejo, quienes exigían transparencia, igualdad de condiciones y reglas claras de juego, cañaban con su supuesta y enorme fuerza electoral. Por esa razón, el Partido determinó que se regiría por el estatuto contemplado en el Artículo 29 que determina adelantar una consulta o convención para determinar los candidatos a concejos municipales.

Estratégicamente Juan Fernando Jaramillo se apuntó como precandidato a la Alcaldía para negociar en el futuro un puesto en la lista al Concejo, mientras que los demás entre los que se cuentan Mauricio Tobón, Fabio Aristizábal, Simón Molina, Santiago Jaramillo y Nicolás López, cuestionaron la transparencia de una convención debido a que ese escenario es completamente manipulable puesto que algunos integrantes de Centro Democrático son duchos para llevar buses repletos de ciudadanos promedio corriendo detrás de mortadela para llenar un auditorio a su favor.

Mientras eso pasaba el precandidato Juan Fernando Jaramillo, declinaba a favor de Juan Carlos Vélez con la condición de asegurar un renglón al Concejo, mínimo el segundo o tercer renglón de la lista cerrada más otras gabelas en las que estaban incluidas uno que otro renglón en la lista para la Asamblea Departamental de Antioquia.

Lo cierto es que cuando el Centro Democrático le apuntó a la realización de una Consulta manejada por la Registraduría Nacional del Estado Civil se les dañó el caminado a todos porque tendrán que rebuscarse los votos metiendo la mano hasta en cada cañería de la ciudad.

Lo particular del asunto es que, los mismos aspirantes, andan preocupadísimos y solicitando que de nuevo cambien las reglas para que los nombres de las listas cerradas tanto del Concejo y Asamblea se decidan a través de convención en la que recuperan el chance de negociar con sus jefes una buena ubicación.

El más ardido, por obvias razones, es Juan Fernando Jaramillo, pues de ir a consulta interna le tocará volver a hacer campaña porque según los estatutos sólo es potestad del Director del Partido asignar el primer renglón, y en el caso de la lista al Concejo de Medellín, entre el puesto 2 y 21 deberá hacerse por consulta o convención y el más opcionado a ocupar el primer puesto es el bonachón Juan Pablo María Gómez Martínez.

Ahora, Juan Fernando Jaramillo Galvis, quien tenía lo suficiente en bandeja de plata, tomó otra decisión equivocada, renunció a su postulación al Concejo y pretende que en el futuro le den un puestecito o una secretaría en caso de que su Partido llegue al poder.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.