martes, abril 16, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

DIVIDIDOS IMPOSIBLE

hh2

El abogado Héctor Manuel Hoyos Meneses es el precandidato a la Alcaldía de Medellín por el Polo Democrático Alternativo que pretende unir a la izquierda para alcanzar su objetivo.

Pero una cosa piensa el burro y otra muy distinta quien lo arrea. Como en cualquier partido político colombiano que se respete, las diferencias ideológicas, burocráticas y económicas más los intereses particulares impiden que cada proceso electoral llegue a buen término.

Las divisiones entre los integrantes del Movimiento Obrero Independiente Revolucionario, MOIR en Antioquia que lidera desde Bogotá el Senador Jorge Robledo y los militantes que comanda también desde “La Nevera” Clara López, son más que evidentes.

Es más fácil cuidar a un adolescente de Garavito que hacer coincidir los dos grupos de izquierda que presiden Robledo y López en Antioquia. Para los integrantes de MOIR todo es complicado, hasta la prensa les genera malestares por la sencilla razón de que si se habla de otros partidos como Centro Democrático es porque nos dejamos comprar del sistema. Una evaluación de esas no puede ser tan miope a la hora de conseguir votos en la misma letrina donde todas las casas electoreras convergen…

Pero la tropa de López no se queda atrás. De una tendencia más moderada y discreta siguen siendo los mismos timoratos a la hora de repensar la estrategia ganadora para una campaña electoral en la que el único objetivo es conseguir votos. Hay que reflexionar que mientras los líderes de izquierda en el país toman OLD PARR en Bogotá y se dan la gran vida, gerenciando sus empresas personales, la tropa, la base, la militancia, se desgasta en la provincia analizando la teoría revolucionaria y aspectos poco fundamentales, y así divididos, con el mismo y viejo esquema, en Medellín por lo menos, no pondrán ni un concejal.

Pdv101 – sábado 28 de febrero de 2015

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.