martes, abril 16, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

OTRA CONTRA LOS FAJARDO

ps3Por tierra, mar y aire, más de un inversionista viene desde hace siete años buscando a los representantes legales de las empresas constructoras FAJARDO MORENO y FAJARDO WILLIAMSON para que pongan la cara y respondan sobre las presuntas irregularidades que afrontan varios de los proyectos que adelantan en la ciudad por causa de supuestos malos manejos financieros.

En vísperas de Semana Santa llegó a Medellín el señor Fernando Hernández Arias, representante legal de AUTOS HALLEY, empresa que se dedica a la importación para la venta de vehículos de alta gama en Bogotá y Medellín y otras ciudades del país.

Con el crecimiento del negocio, Hernández Arias tomó la decisión de comprar un local bien ubicado, con el fin de ampliar y fortalecer la sucursal de su empresa en Medellín.

El representante legal de AUTOS HALLEY inició en el mes de marzo de 2007 la compra sobre planos de un local de 167.8 metros cuadrados en el primer piso del proyecto PLATINUM SUPERIOR, ubicado sobre la Transversal Superior en inmediaciones del Centro Comercial El Tesoro por un valor de $982’000.000 (novecientos ochenta y dos millones de pesos).

Para pisar el negocio Fernando Hernández Arias entregó a la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO dos vehículos tipo camioneta avaluadas en $210’000.000 (doscientos diez millones de pesos) y el 6 de septiembre del mismo 2007 se firmó un encargo fiduciario con CORFICOLOMBIANA por la compra del local.

Pero el viacrucis del representante legal de AUTOS HALLEY apenas estaba comenzando. Por su hoja de vida empresarial, Fernando Hernández Arias, en diciembre de 2008 logró que HELM BANK girara $343’700.000 (trescientos cuarenta y tres millones setecientos mil de pesos) para abonar al local que fueron entregados de manera directa a la fiduciaria. Hasta ese momento, había entregado un total de $553’700.000 (quinientos cincuenta y tres millones setecientos mil pesos).

Confiado en el sistema financiero y en la honorabilidad de la familia del Gobernador de Antioquia, Fernando Hernández empezó a pagar intereses al banco por el crédito otorgado, además, que firmó toda clase de documentos, incluida la cesión del 100% de los derechos fiduciarios y un documento por la entrega física del inmueble, completamente sospechoso puesto que el local apenas se estaba construyendo. Sin embargo, el incauto firmó hasta un pagaré en blanco, esperando que todo estuviera en regla.

PENOSO SISTEMA FINANCIERO

ps2Confiado de que todo estaba marchando sobre ruedas, el representante legal de AUTOS HALLEY Fernando Hernández Arias, estaba pagando los intereses a HELM BANK que le prestó los $343’700.000 (trescientos cuarenta y tres millones setecientos mil de pesos) para invertir en el local de 167.8 metros cuadrados en el primer piso del proyecto PLATINUM SUPERIOR.

AUTOS HALLEY pagó intereses por $130’000.000 (ciento treinta millones de pesos) hasta el 2010, debido a que la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO estaba incumpliendo con el cronograma para la entrega del local.

Los problemas financieros de Fernando Hernández generaron que se enfermara en el 2010 de una infección en la columna que según los médicos fue provocada por el estrés que lo dejó en silla de ruedas, situación que le impidió estar al frente de los negocios y en especial del enredo por la compra del local en Medellín.

Para ajustar, sin contar con la autorización de Hernández Arias en el 2011, HELM BANK decidió a través de un “otro si” otorgarle a la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO representada en ese momento por Rodrigo Fajardo Valderrama, hermanito de Andrés el otro presunto estafador, otro avance económico por $301’000.000 (trescientos un millón de pesos) más, con el compromiso de entregar en pocos meses el local, promesa que tampoco se cumplió. En ese momento AUTOS HALLEY había entregado $855’000.000 (ochocientos cincuenta y cinco millones de pesos) a la CONSTRUCTORA.

Posteriormente Hernández Arias visitó varias veces las instalaciones de la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO para analizar la situación, pero a finales del 2012 le comunicaron que la empresa estaba quebrada y que se pegara de algún santo para que resultara un comprador para PLATINUM SUPERIOR.

En el 2013 FAJARDO MORENO logró vender el proyecto a SANTA JUANA INMOBILIARIA, empresa que pretendió comprar el local a AUTOS HALLEY, mientras HELM BANK denunció al representante legal de la empresa de carros para que le pagara los $780’000.000 (setecientos ochenta millones de pesos) que le había prestado.

Fernando Hernández Arias, le solicitó al HELM BANK que se unieran para entablar las acciones judiciales pertinentes en contra de la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO, pues fueron ellos los que verdaderamente los había estafado. HELM BANK no atendió a su cliente, y por el contrario, lo amenazó con vender el local si no pagaba su deuda, decisión que efectivamente adelantó con SANTA JUANA INMOBILIARIA.

Después de vender el local a SANTA JUANA, HELM BANK desistió de la denuncia instaurada contra Hernández Arias en el Juzgado Séptimo Civil del Circuito donde argumentó que el representante legal de AUTOS HALLEY había pagado su deuda. El denunciado objetó dicha decisión porque no había pagado nada e instauró una denuncia penal contra los representantes legales de la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO, CORFICOLOMBIANA y HELM BANK ante la Fiscalía 366 de Bogotá. Ver documentos

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.