sábado, abril 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“BUENAS RELACIONES”

pablo-escobar1En el mes de marzo del año 1979 el difunto jefe del Clan de los Fajardo Valderrama, Don Raúl Fajardo Moreno, quien fue propietario y representante legal de la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO, hizo el negocio de su vida, cátedra que aprendieron al detalle sus hijos, quienes han sabido dejar con la boca abierta a más de uno.

La ciudadanía se pregunta cómo un tipo como Sergio Fajardo proveniente de una “familia de modo” disfrazado de profesor universitario habla tanto sobre la transparencia, si de eso sólo conoce la palabra. No es que quiera incomodar a sus seguidores pero de tal palo, tal astilla…

A finales de la década de los 70, el señor Raúl Fajardo Moreno, padre de sus varones Andrés, Sergio y otras muchachas más, hizo uno de sus mejores negocios pues vendió su casa a la señora Victoria Henao de Escobar, esposa del extinto narcotraficante Pablo “El Patrón” Escobar Gaviria.

NelsonySantyMARTÍNEZ-01-01El Gobernador Sergio Fajardo, quien para esa época tenía unos 20 años, más o menos, deberá acordarse al detalle del negocio de su papá, puesto que de la casa que fue vendida, ubicada en inmediaciones del Club Campestre, al frente del barrio El Diamante, en el sector de El Poblado, sólo sacaron la ropa, porque el ejercicio comercial con “El Patrón del Mal” se hizo a puerta cerrada, es decir, los tapetes, las camas, las ollas, las trapeadoras, las escobas, los tendidos, los manteles, las vajillas y la platería fueron incluidas en la transacción. Ver documento

“Buenas relaciones” las de Don Raúl y su familia. Conocido el negocio, el vecindario puso el grito en el cielo y varios de los socios del papá de Fajardo, hicieron cuestionamientos sobre la falta de escrúpulos del Jefe de la familia.

Hubo un hecho en ese momento que los octogenarios socios del Club Campestre de Medellín podrán confirmar. Cuando Pablo Escobar y su esposa María Victoria Henao de Escobar se instalaron en la Casa de “Los Fajardos”, pensaron que el ingreso como socios del Campestre estaba solamente al pasar la calle.

Varios de los integrantes del Campestre, muertos del susto por las pretensiones de “El Patrón” solicitaron votar en secreto el ingreso del ilustre comensal al prestigioso Club conformado por lo más granado de la clase alta antioqueña.

La bola negra, rechazó el ingreso de la familia Escobar Henao, circunstancia que generó que “Pablito” patrocinara por cerca de dos años el paro de trabajadores y empleados más largo que haya tenido el Club Campestre en toda su historia.

Lo cierto es que ese negocio entre el padre del Gobernador, Raúl Fajardo Moreno con uno de los más peligrosos narcotraficantes del mundo, ratifica que las mañas fueron aprendidas por sus hijos.

A finales del año 2013, pudo conocerse la filtración de unos $13.000’000.000 (trece mil millones de pesos) en la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO que fueron invertidos por el narcotraficante Pedro Antonio Bermúdez Suaza, alias “El Arquitecto” en el proyecto Soler Gardens para la compra del piso siete de ese complejo empresarial, piso que había sido vendido a otras personas, también estafadas.

Cuando las personas que compraron lícitamente el piso siete aclararon que no tenían nada que ver con el asunto del narcotraficante, y además, mostraron las promesas de compraventa de ese piso para corroborar la información, “Los Fajardos” habilidosamente trasladaron la compra de “El Arquitecto” al piso once, que no existe, debido a que la Dirección de Planeación Municipal no permitió la construcción de ese piso.

Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.