sábado, abril 13, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

EXPECTATIVA Y TENSIÓN

Achantado y casi que mirando hacia el piso tienen al Jefe de Planeación del Metro de Medellín, Tomás Elejalde al punto que se fue de vacaciones para descansar de todo el revolcón que empezó y continuará en el interior de la empresa.

Elejalde, es uno de los responsables de los problemas y errores de los diseños que se presentaron en la construcción de la Estación Alejandro Echavarría hoy conocida como Estación Oriente de donde sale el Metrocable hacia los barrios Villa Turbay y La Sierra.

El asunto es que Tomás Elejalde, cuando se revelaron los errores en los diseños de dicha Estación, fue otro de los directivos, que al parecer, quiso minimizar y ocultar algunos errorcitos que en la actualidad incrementaron el costo del proyecto pasando de $2.500’000.000 (dos mil quinientos millones de pesos) a unos $10.000’000.000 (diez mil millones de pesos) con el objeto de superar y corregir los inconvenientes como las cubiertas que quedaron mal hechas.

Lo cierto es que la reunión de Junta Directiva de la Empresa Metro está programada inicialmente para el lunes 20 de junio, encuentro que tiene a los empleados en plena expectativa y tensión.

El tema que más interesa a los empleados es lo que tiene que ver con la reestructuración de la empresa y sobre el impacto que causará entre los miembros de la Junta.

Otra de las expectativas de los empleados tiene que ver con el futuro de la cabeza del Jefe de Planeación Tomás Elejalde, quienes esperan se la corten porque ya tienen listo el reemplazo para ese cargo.

El ambiente no es el mejor en la Empresa Metro. Desde la Alcaldía de Medellín y la Gobernación de Antioquia no le tienen confianza a la Gerente Claudia Patricia Restrepo, motivo por el que varios de los congresistas antioqueños empezarán a presionar al Presidente de la República para que más temprano que tarde Restrepo salga de la entidad.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.