sábado, mayo 25, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

JUGUETE DE BILLÓN

tranvia de la 80

El Tranvía de Ayacucho representa el mejor de los juguetes turísticos para unos pocos habitantes de la ciudad debido a que su impacto como medio de transporte masivo es mínimo.

Lo que no sabe la opinión pública es que el costo real de construcción del Tranvía de Ayacucho sobrepasó la frontera de un $1’’000.000’000.000 (billón de pesos), gracias a la mala planeación, desadministración e improvisación financiera de las alcaldías de Alonso Salazar Jaramillo y Aníbal Gaviria Correa, gobiernos de los que proviene la actual gerente del Metro Claudia Patricia Restrepo Montoya.

Bien hizo el Alcalde Federico Gutiérrez en invitar al exmandatario Alonso Salazar para que cortara la cinta en la inauguración del Tranvía. Ese “paquete chileno” no lo podía coger el nuevo gobierno. Habrá que esperar si con la construcción de los cables mejora el servicio de la obra que la convirtió en una de los más costosas después de la construcción del Metro que pagan tanto el Municipio como el Departamento con la pignoración por mil años de algunas de sus sobretasas al Gobierno Nacional.

Pero, ¿por qué es un “paquete chileno”?. En el último año de gobierno de Alonso Salazar se tramitó un préstamo por $USD250’000.000 (doscientos cincuenta millones de dólares) para la construcción del Tranvía de Ayacucho, obra proyectada en moneda colombiana en aproximadamente medio billón, unos $500.000’000.000 (quinientos mil millones de pesos).

tranvia de ayacucho1El préstamo se hizo en el año 2011 ante la Agencia Francesa para el Desarrollo, AFD, cuando el dólar estaba a $1.900 (mil novecientos pesos) aproximadamente, pero se cometieron los mismos errores financieros de la administración pública de Sergio Fajardo. Los préstamos los hacen sin cobertura.

En otras palabras, Salazar Jaramillo prestó $USD250’000.000 que en moneda nacional eran mal contados en ese momento $475.000’000.000 (cuatrocientos cincuenta y cinco mil millones de pesos). En la actualidad por el vaivén del dolar que se trepó a los $3.000 (tres mil pesos) más o menos, además de la irresponsabilidad de Salazar y Gaviria el capital adeudado alcanza los $750.000’000.000 (setecientos cincuenta mil millones de pesos).

A ese monto hay que sumarle el rendimiento e intereses del préstamo que llegan a unos $300.000’000.000 (trescientos mil millones de pesos). Es decir, la Alcaldía de Medellín tendrá que pagar un billón de pesos por ese juguete con recursos que le pertenecen a los medellinenses…

Lo que también penosamente hay que aceptar es que mientras Aníbal Gaviria y Claudia Restrepo eran Alcalde y Vicealcaldesa respectivamente, no hicieron nada por esa mala herencia que les dejó su amigo Salazar. Lo mínimo que debieron haber hecho era refinanciar la deuda con una cobertura fija para evitar que se incrementara el préstamo. Ahora el problemita lo deberá solucionar la Administración de Federico Gutiérrez. Sigue…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.