sábado, mayo 25, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

CERO A LA IZQUIERDA

Area Metropo Carlos Mario Montoya (5)

Algunos funcionarios de la Alcaldía de Rionegro entre otras personas como la misma familia Mejía Velásquez continúan preguntándose cuáles son los motivos por los que el Inspector del Municipio Elkin Chaves no ha procedido al sellamiento del Salón de Banquetes los Magnolios de propiedad del actual Director de Planeación de Antioquia, Carlos Mario Montoya Serna.

Lo que se supo es que probablemente la Alcaldía rionegrera no renueve los contratos de trabajo a varios de los funcionarios que laboraron al interior de la Dirección de Planeación al parecer por estar presuntamente comprometidos en el escándalo que se generó por la falta de licencia de construcción de Los Magnolios, ubicado en cercanías del aeropuerto José María Córdova.

Lo cierto es que tanto a una abogada asesora como al Subdirector de Desarrollo Territorial, Carlos Andrés Gómez Franco se les culminaron los contratos laborales y no se sabe a ciencia cierta si serán renovados mientras no se aclare quienes fueron los empleados que se prestaron para autorizar el funcionamiento de un negocio sin cumplir los requerimientos exigidos por las normas.

Independientemente de los asuntos legales y normativos que generaron las denuncias realizadas por los Mejía Velásquez, si al interior de la Alcaldía de Rionegro existen malestares por el tema, en las profundidades del gobierno de Luis Pérez hay tensión por el mismo asunto.

ALCALDIA CON VOS 300X250“El Doctor Fritanga”, como lo apodó una plebeya de Fajardo, debe hacer un acto de contrición para aceptar los errores cometidos a través del abuso del poder con el fin de resarcir sus faltas después que se aparte del gobierno.

Carlos Mario Montoya Serna, un tipo bastante gritón debe aceptar que está solo, sin los “Gaviria” y sin los “fajardos” porque habló mal de ellos en la campaña electoral anterior para acomodarse en el nuevo gobierno departamental. Lo duro para Montoya Serna es que ni el gobierno seccional lo ve con buenos ojos porque detrás de las puertas murmuran sobre la incomodidad que genera su presencia en esta administración.

Carlos Mario, si es sensato, debe retirarse un tiempo a sus cuarteles de invierno que funcionan bajo la marca de “conservadores en serio”, para que analice sus desaciertos como servidor del Estado que afectaron en un 100% su reputación que hoy lo tiene valiendo un cero a la izquierda. Ver “SANGRE AZUL”

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.