sábado, mayo 25, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

VA DE NUEVO

matri gay1

Como era de esperarse la godarria de este país sigue imponiendo las condiciones, esta vez, a expensas de la “liberal” Viviane Morales, quien presentó el proyecto con el que había amenazado y con el que somete al escrutinio del pueblo la aprobación del derecho a adoptar de las parejas homoparentales consagrado por la Corte constitucional.

El proyecto ya surtió su primer trámite en la Comisión Primera del Senado, demostrando la fobia que los legisladores tienen a los homosexuales y de ñapa, también prohibió la posibilidad de adoptar a las personas solteras y a los niños abandonados, a tener un vínculo afectivo con quien seguramente sí les va a brindar afecto y condiciones básicas de vida.

El destino del proyecto en el grueso del Congreso está escrito: los godos de este país, de los que está lleno el legislativo, aprobarán este oprobio a una de las minorías más lastimadas en Colombia.

Es completamente inconcebible que sean los llamados a hacer las reglas los que generen las mismas para violentar a un sector de la población nacional. Escudados en el obsoleto concepto de familia conformado por un hombre y una mujer, la Senadora Morales, y en voz de ella la mayoría de congresistas han enmascarado su intolerancia a la diferencia.

Ahora, argumenta la Senadora, que el proyecto busca que sea el pueblo colombiano en su real saber y entender el que determine el futuro de ese derecho, pueblo que, dicho sea de paso, ha sido formado bajo los preceptos del Cristianismo, preceptos que sirven de argumentos a los enemigos del reconocimiento de derechos a personas con identidad sexual diferente

Someter el reconocimiento de los derechos de las minorías a las mayorías, es de por sí ya una negación. Olvida la “liberal” Morales, que hace poco menos de 60 años, las mujeres no podían votar, eran discriminadas y que fue gracias al esfuerzo de muchas y a la trasgresión de las normas impuestas por la religión que hoy ella puede constituir el legislativo y hacer propuestas para negar derechos a una de las minorías más golpeadas de la población colombiana.

Esperemos entonces que en el congreso se adelanten proyectos para citar a plebiscitos que aprueben o nieguen las corridas de toros, las peleas de gallos, los nuevos tratados de libre comercio, y demás decisiones fundamentales para el país.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.