jueves, mayo 30, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

NARANJAS PODRIDAS

Posesión-Gabinete gobernacion de antioquia

Tras conocerse la renuncia protocolaria de los integrantes del gabinete del gobernador Luis Pérez Gutiérrez empezaron a mencionarse los nombres que muy posiblemente no sean admitidos para continuar en sus cargos.

El objetivo de la renuncia es propiciarle al mandatario seccional la posibilidad de recomponer su grupo de gobierno. Entre los funcionarios que posiblemente no serán llamados se encuentra Carlos Mario Montoya, quien se desempeña como Director de Planeación.

Montoya se vio envuelto en un escándalo por la Casa de Banquetes los Magnolios a la que no le tramitó su respectiva licencia de construcción, ratificaron voceros de la Alcaldía de Rionegro.

Carlos Mario, quien además fue precandidato a la Gobernación en las pasadas elecciones territoriales por el Partido Conservador, denunció hace poco una supuesta extorsión por parte del inspector de esa municipalidad del oriente antioqueño para disminuir la multa impuesta por esa Alcaldía, hecho que tendrá que esclarecer las autoridades.

Lo que debe tenerse en cuenta es que aunque el Alcalde de Rionegro, Andrés Julián Rendón, aplaudió la investigación contra la presunta irregularidad cometida por parte del inspector de ese municipio, también hizo énfasis en que la sanción contra Montoya Serna debe ser ejemplar puesto que adelantó una construcción sin la respectiva autorización, escándalo que lo tiene con un pie fuera del gobierno.

Otro de los funcionarios que está siendo evaluado con lupa, y que podría salir del gobierno seccional es el actual secretario seccional de salud, Héctor Jaime Garro. En el gobierno andan bastante incómodos con su deficiente desempeño y falta de celeridad para abordar los cuestionamientos y denuncias contra el exgerente del Hospital Departamental La María, William Marulanda Tobón quien renunció al cargo la semana anterior.

Garro, representante del gobernador y presidente de la Junta Directiva de La María, dilató y además se enchochó para citar a junta extraordinaria con el fin de abordar la andanada de denuncias contra el hermano de la actual secretaria de Cultura Departamental Laura Marulanda, “operada” en el Hospital que dirigía su hermano, y de quien se dice también podría salir del gobierno.

Otro de los servidores recién cuestionados que está a punto de patear la lonchera es el secretario de Agricultura Jaime Garzón, quien resultó comprometido en presuntas irregularidades en compra de tierras baratas para Cementos Mexicanos, CEMEX.

El revolcón, con justa razón, que deberá hacer el gobernador Luis Emilio Pérez es más que justificado. El acertijo en el que se encuentra el mandatario seccional es resultado de apalancar una campaña electoral de coalición de la que hacen parte el perro, el gato y el garabato, pero esa es la realidad política del momento que hay que sanear rápidamente sacando las naranjas podridas.

Con la renuncia protocolaria de los secretarios y gerentes del gobierno departamental también se aprovechará para nombrar el nuevo titular de Hacienda con motivo de la dimisión de Adolfo León Palacio, quien dejó el cargo por haber cumplido la mayoría de edad permitida para cargos públicos. En la misma situación se encuentra el Secretario de Minas, Enrique Alberto Olano Asuad a quien también se le aceptará la renuncia al cargo. Sigue…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.