jueves, abril 18, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

EDUCACIÓN PÚBLICA

Desde la antigua Grecia, gran parte del desarrollo de una urbe se evidencia en la calidad y respeto de lo público, situación que pone a las ciudades colombianas en un bajo nivel de desarrollo, sobre todo en tiempos en que, por razones del modelo económico imperante en el mundo, lo público ha sido absorbido por lo privado, y lo que no se ha privatizado ha caído en las hambrientas fauces de los corruptos.

Disfrutar de un parque, una vía, un espectáculo al aire libre, es, en Medellín, un acto de valentía, el desinterés de las autoridades por lo público ha generado la conformación de mafias que se han adueñado de estos espacios para usufructuarlos, volviéndolos muchas veces más costosos que los privados.

Por eso, en un panorama tan desolador para el bien común, es necesario destacar la medida tomada por la Secretaría de Educación de Medellín, en cabeza de Luis Guillermo Patiño, de retomar 11 Instituciones Educativas de la ciudad que desde hace más de 14 años habían sido entregadas por cobertura a privados. En otras palabras, Patiño recuperó para la ciudad esas instituciones.

La cobertura, o contratación del servicio público educativo, es una figura que le permite a los entes territoriales certificados (Medellín lo es), contratar la prestación de este servicio con entidades privadas sin ánimo de lucro, iglesias o confesiones religiosas, siempre y cuando hubiese una demostrada insuficiencia o limitación en las instituciones educativas oficiales.

Pese a ser de ley, este tipo de medidas atenta gravemente contra la educación pública y beneficia a las entidades privadas que hacen de operadoras, la mayoría pulpos empresariales.

Llegó a ser tan lucrativo el negocio y estas empresas tan poderosas que con algunos concejales hicieron hasta lo imposible para que la administración de la ciudad no les quitara la suculenta teta de la cual mamaban.

Este fue el panorama con el que en ese momento, el entrante Secretario de Educación se encontró apenas tomó el puesto en el 2016. 11 instituciones educativas oficiales dadas en cobertura a privados y una férrea oposición de algunos concejales que hicieron que la decisión de oficializarlas se aplazara hasta este año.

Luis Guillermo cumplió su palabra, hoy Medellín cuenta con 11 instituciones educativas más, algo así como 8000 estudiantes nuevos en el sistema educativo público, y cerca de 300 maestros que, gracias a una contratación directa con el Municipio, dignifican su profesión.

El programa de la Secretaría de Educación encaminado al fortalecimiento de la educación pública, hace parte de una serie de medidas lideradas desde la alcaldía de Medellín que buscan devolverle lo público a la ciudadanía. Así, hay una presencia masiva y permanente de efectivos de la policía en parques y calles y un intento descomunal por resucitar el centro de la ciudad, el barrio de todos.

Estemos de acuerdo con ella o no y así los resultados de esta política están lejos de concretarse, no podemos negar que se evidencian esfuerzos para devolverle a la ciudad espacios públicos que fueran cooptados por particulares. Esperemos que al terminarse la administración liderada por Federico Gutiérrez, Medellín sea una ciudad más amable para los ciudadanos.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.