martes, julio 23, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

DE DERECHA

Personajes muy poderosos de la vida colombiana le deben algo al senador Uribe, que pese a todo de lo que ha sido acusado y a las condenas que les han sido impuestas a sus escuderos más cercanos, continúa incólume, haciendo de las suyas y fortaleciendo su partido político.

Ahora Uribe prepara la estrategia a implementar en las próximas elecciones. Parece que envalentonado por los recientes resultados electorales de los Estados Unidos, en los que el populismo de derecha reinó en contra de todos los presupuestos y de los nefastos e insensatos resultados en el referéndum de octubre con el que se buscaba la refrendación de los acuerdos de la Habana, Uribe se la jugará con una nueva marioneta (arriesgado, pues en el primer acto las cuerdas se rompieron rápidamente).

En la convención del partido Centro Democrático, que ni es lo uno, ni lo otro, Uribe presentó los primeros 5 precandidatos a la presidencia, y deja en el tintero la presencia de dos más: Zuluaga y Ramos y no descarta, (que se vería improbable por el choque de egos), la unidad “temática” (jijiji) con Vargas Lleras.

La parte cómica de la zarzuelilla corrió a cargo del trashumante político Angelino Garzón, al que ya el corazón le late en nota de sol, por aquello del dorado que emana el expresidente y que hace que la Paloma se haga popó cada que piensa en su líder.

En la voz del principal implicado y responsable del multimillonario caso de Invercolsa, el ministro del Interior y de Justicia de la primera presidencia de Álvaro Uribe, Fernando Londoño, Centro Democrático destapó las cartas ideológicas, que valga la pena decirlo, todos conocemos de antemano, “es un partido de derecha y va a hacer trizas el proceso de paz”.

Lo que sí no deja de causar algo de extrañeza es el sitio donde se realizó la convención del partido de derecha, el auditorio de una iglesia cristiana y la presencia del declarado defensor de los valores católicos de la familia, monseñor Ordoñez.

Se devela esa nefasta amalgama de religión y política, que en caso de obtener el poder sería poner punto final a una serie de derechos que gracias a las cortes se han alcanzado en los siete años de la presente presidencia, y lo peor, la incertidumbre que cubriría la desmovilización de las FARC-EP, pues para nadie es un secreto, que además ratificó Londoño, que en el poder ellos harán lo posible para acabar con lo acordado.

Las posibilidades del Uribismo, sin importar el candidato que elijan son serias, pues los votantes de ese partido más que seguidores son fanáticos y ello, unido al de los seguidores de las iglesias cristianas, suman una excelente cantidad de votos, la pregunta es si esa cantidad será suficiente.

El asunto es serio, y parece que las FARC-EP consideran esa posibilidad, pues no es gratuito que con unos extraños argumentos estén pidiendo más tiempo para entregar las armas que tienen guardadas.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.