martes, julio 23, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

NO BASTA CON PAPÁ Y MAMÁ…

Por: María Paola Aristizábal Jaramillo

En el 2015 la decisión de la Corte Constitucional al dejar que las parejas conformadas por personas del mismo sexo adoptaran, fue aplaudida y reprochada por muchos. Poner a todo el mundo de acuerdo en un país conservador como Colombia es realmente difícil, más cuando los prejuicios van por encima de la razón.

Da lástima ver las acciones a las que han llegado personas que no estuvieron y nunca estarán conformes con esa decisión. Verlas pidiendo ayunos y oraciones por una causa sin fundamento y por sus ridículas campañas de “papá y mamá”; es bastante irritante.

El Referendo Constitucional liderado por la senadora liberal Viviane Morales, busca modificar el fallo que la Corte Constitucional dio en el 2015. Se respalda en que la adopción no es un derecho, sino un mecanismo para proteger a los niños huérfanos y abandonados; sin embargo, la familia si es un Derecho Humano, y estos prohíben la discriminación, la desigualdad y la arbitrariedad.

Leer el Referendo irrita los ojos, demasiados prejuicios expuestos a la luz pública. Ojalá ninguna pareja homosexual, ninguna persona soltera, viuda o divorciada que haya criado o no niños, tenga el infortunio de leer el dichoso papel. Se llenarían de indignación al ver que las familias conformadas por hombre y mujer bajo la “sagrada” bendición del matrimonio, son las únicas capaces de brindarle a un niño un desarrollo “integral y armónico”.

El Referendo Constitucional y las campañas de “papá y mamá” parecen estar más ligadas a intereses personales, a egoísmos y prejuicios de las personas que los lideran. Porque si su excusa es el bienestar de los niños, entonces que Viviane Morales le explique a los más de 8 mil niños, niñas y adolescentes adoptables en manos del ICBF por qué está pidiendo ayunos, oraciones y moviendo cielo, mar y tierra, para restringir sus posibilidades de ser adoptados.

Los estudios expuestos para “sostener” el Referendo hacen que solito se desmorone. Por qué se encargan de maquillar las parejas heterosexuales cuando muchas son disfuncionales. Cuando en estas familias también se ve la delincuencia, el consumo de drogas, el divorcio, el abuso y acoso sexual, los hijos con mal desempeño académico, los embarazos adolescentes, el interés sexual precoz, una pobre participación en elecciones o problemas con la ley.

No se empeñen más en difundir mentiras, en dar afirmaciones sin bases, en cuestionar negativamente la orientación sexual o el estado civil de las personas a la hora de criar o de conformar una familia. Eso no es una desventaja, ni un acto inmoral.

Por qué poner tantas trabas para adoptar, parece que los más interesados en que el número de niños en el ICBF aumente son los líderes del Referendo. Y la maravillosa excusa es que se le debe devolver al niño la familia que perdió (hombre y mujer) ¿Acaso sus tan intachables e idolatradas parejas heterosexuales no han abandonado o perdido la custodia de muchos de esos niños? Por eso, devolverle al niño la familia que perdió, es lo que no se debería hacer.

El mayor problema es que muchas personas se atreven a poner sus intereses personales por encima de los intereses de los niños, así se llenen la boca diciendo que los derechos de la infancia prevalecen por encima todo. A los niños nunca se les ha preguntado qué quieren, si para ellos es más importante mantener ese modelo de papá y mamá que quizá jamás llegue, o simplemente quieren personas que los amen, que les brinden todas las oportunidades y condiciones para que tengan una vida estable.

Para muchos de esos niños en estado de abandono los prejuicios no existen, es nuestra responsabilidad como sociedad educar y reeducar. Demostrar que las familias no se hacen de modelos, que el amor no está asegurado si tengo un papá y una mamá casados. Siempre y cuando haya disposición, entrega, compromiso y amor, se es considerado familia, ya sea por parejas heterosexuales, homosexuales o personas solteras, viudas o divorciadas.

Las familias son el principal núcleo de la sociedad y no debemos retroceder creyendo que lo más conveniente es que solo exista un modelo. Las familias son diversas y no se les debe quitar la oportunidad a los niños de acceder a ellas.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.