domingo, mayo 19, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

MALA HERENCIA

La corrupción ocupa el primer lugar de audiencia luego que las incursiones de la guerrilla de las FARC en Colombia quedaran en la memoria. Las versiones que se presentaron desde la captura del exsecretario de Seguridad de Medellín Gustavo Villegas Restrepo por presunto concierto para delinquir comprometen a más de uno en las alcaldías de Sergio Fajardo (2004-2007) y de Alonso Salazar (2008-2011).

Frente a los cuestionamientos de si el Alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga sabía o no, sobre las “andanzas” de Villegas Restrepo, está más que claro. El Alcalde siempre ha sabido y ha conocido las actuaciones de Gustavo por la sencilla razón que el exsecretario, hoy privado de su libertad en Yarumito, hizo parte del anillo de confianza de la actual Administración Municipal desde la campaña electoral.

Ese mismo conocimiento sobre las actividades a que se dedicaba Gustavo Villegas, no sólo lo tiene el Alcalde, sino también el Presidente Santos, Fajardo, Salazar y varios de los integrantes del Grupo Empresarial Antioqueño, GEA, quienes diseñaron la estrategia semana y media antes de las elecciones territoriales de octubre de 2015.

La versión que entregó en su momento un funcionario que labora en el Instituto para el Desarrollo de Antioquia, IDEA, es que cuando Juan Manuel Santos, Sergio Fajardo y Federico Gutiérrez vieron perdida la campaña a la Gobernación de Antioquia con Federico Restrepo a quien desde “Compromiso Ciudadano” le acomodaron el remoquete de “Tribilín”, decidieron desentenderse de ese proyecto para metérsela toda a la campaña a la Alcaldía.

Dice la fuente, que desde la oficina de su Excelencia, Reverentísima, Señor Doctor, Don David Bojanini, acordaron por exigencia de Fajardo dejar abandonado y en grima la campaña del excandidato a la Alcaldía Gabriel Jaime Rico, quien en ese momento tenía todo el apoyo electoral de la clase política.

En ese encuentro en la presencia de “mi señor” David, Santos, Fajardo y Federico se le encomendó la tarea a Gustavo Villegas de diseñar el trabajo electoral en las laderas de la ciudad para fortalecer la recta final de las elecciones en las que salió beneficiado con el voto popular el actual Alcalde de Medellín.

Gustavo Villegas es un tipazo y desde que integró la desarticulada Comisión Facilitadora de Paz de Antioquia en los años 90 demostró liderazgo, confianza y equilibrio. La suspicacia es que Gustavo siempre estuvo a punto de sobrepasar esa línea delgada hacia la ilegalidad que es lo que la Fiscalía le cuestiona en la actualidad. Sigue…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.