martes, abril 16, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“DON BERNA Y FAJARDO”

En el mes de noviembre de 2003, el entonces Alcalde de Medellín, Luis Emilio Pérez Gutiérrez le otorgaba la peor herencia al recién electo mandatario de la ciudad, el profesor y matemático Sergio Fajardo: La desmovilización del Bloque Cacique Nutibara de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC.

En el viejo Palacio de Exposiciones de Medellín un grupo de muchachos con uniformes militares nuevos, entregaron ante la sospechosa mirada de los asistentes más de una escopeta podrida, al parecer de las que utilizaron los criollos en la Batalla de Boyacá hace más de 200 años.

Fajardo, con su disfraz de profesor, bastante escéptico y bajo la mirada perdida de su designado Secretario de Gobierno Alonso Salazar tuvo que aceptar semejante regalo con la excusa que esa desmovilización sería la prueba piloto para la desmovilización de los paramilitares en el resto del país.

En el 2004, primer año de mandato, Sergio Fajardo no gobernó debido a que no sabía en que se había metido. Sin embargo, le tocó hacer de tripas corazón para asumir la manutención, control, supervisión y vigilancia de esos muchachos facinerosos que entregaron “palos de escoba” en noviembre del año anterior. Lo mismo que está pasando trece años después con los desmovilizados de las FARC.

Para esa misión, el gobierno de “El Profe”, designó a Gustavo Villegas Restrepo como Director del Programa de Reincorporación a la Civilidad del que actuaba como comunicador social Fernando Soto, quien terminó cargándole a “Mancuso” el vaso de agua cuando fue a visitar a sus colegas en el Congreso de la República.

Sobre el permanente y profundo acercamiento entre Gustavo Villegas y los cabecillas de las desarticuladas Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, no tenemos detalles, pero lo cierto es que mientras se fortalecía la desmovilización del Cacique Nutibara, reapareció el fantasma de alias “Don Berna”.

Durante las alcaldías de Fajardo y Salazar pudo comprobarse el pacto al que llegaron esas administraciones con Diego Fernando Murillo Bejarano con el fin de disminuir el índice de muertes violentas en Medellín, convenio al que se llamó: “La Donbernabilidad”. Ver carta

Aunque tanto Fajardo como Salazar tratan de desviar el tema cada vez que escuchan el nombre de “Don Berna”, el prófugo Alto Comisionado para la Paz  en el Gobierno de Uribe, Luis Carlos Restrepo dio fe sobre esas relaciones.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.