miércoles, mayo 22, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“AMIGOS DE LA ROSCA”


Es secreto en voz baja que la Caja de Compensación Familiar de Antioquia, COMFAMA se consolidó desde la llegada de David Escobar Arango en el directorio político de la campaña presidencial de Sergio Fajardo.

La evidencia de esa afirmación se revela por la sencilla razón que algunos de los “viudos del poder” ingresaron a ese “cuartel de invierno” para dormir cual oso invernando con el objeto de salir a “cazar” durante las elecciones de 2018. Esa circunstancia genera que en esa entidad que tiene cerca de un billón de pesos de presupuesto al año, pasen cositas…

Bastante incómodos se encuentran varios empresarios y constructores con lo que está sucediendo al interior de la Caja de Compensación Familiar de Antioquia, COMFAMA. Empresarios dieron cuenta de la presunta manipulación que, al parecer, se está presentando en la Caja en algunas convocatorias para la ejecución de obras de infraestructura.

Resulta que unas ocho empresas de construcción e ingeniería fueron invitadas a participar del concurso para la ejecución del PLAN MAESTRO PARQUE COMFAMA DE LA ESTRELLA, proyecto que posee diseños por $400’000.000 (cuatrocientos millones de pesos).

Los quejosos advierten, que al parecer, desde COMFAMA que orienta el jovencísimo Escobar Arango se manipuló el concurso para beneficiar algunos de los amigos no solamente de la Dirección, sino también cercanos, testaferros y lavaperros del actual aspirante Presidencial Sergio Fajardo.

En la recta final de la convocatoria en la que participaron las ocho empresas de construcción se eligieron los más blandos y flojos para que compitieran con los “empresarios” Mauricio Valencia y Carlos Mario Rodríguez, quienes “casualmente” se desempeñaron como secretario de Infraestructura de Medellín y Gerente de la Empresa de Desarrollo Urbano; EDU, respectivamente, durante el gobierno del “más educado”…


Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.