domingo, mayo 19, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

¿PANACEA ELECTORAL?

En primer lugar y ante cualquier duda, dejaré claro que siempre he sabido que Roy Barreras es el más fiel representante de nuestra clase política, sin coherencia ni vergüenza, es uno de aquellos que ha hecho de la política más dinámica de lo que es. Sin embargo, cuando dice que la propuesta de la consulta popular anticorrupción hecha por Claudia López, es más un engaño que una verdadera posibilidad, hay que creerle.

Según Barreras, el exuribista, exsantista y ahora varguista, de los postulados que se expondrán a los colombianos sólo dos son novedosos: bajarle el sueldo a los congresistas y acabar con el atornillamiento eterno en el Congreso, los otros cinco ya están en alguna norma, el problema es que no se aplican, y la consulta no garantiza que lo que se apruebe se aplique.

Por otro lado, y con toda razón, los dos puntos “novedosos” que se plantean en la consulta son completamente anticonstitucionales, y como lo sabrá cualquier estudioso de estos temas, la Constitución Política no se puede modificar por estos medios.

Pero trascendiendo los juicios jurídicos, el asunto tienen que ver con la altura ética de los congresistas, los contratistas y en general de los representantes del gobierno, independiente de altos salarios o periodos limitados, el nivel ético de los representantes debería ser el mismo.

Muy cierto es que nuestro Estado padece de un cáncer grave, y que cualquier alternativa de curación así sea sólo una panacea le otorgará bastantes réditos a quien la ofrezca.

En términos electorales Claudia y Sergio se habrían visto beneficiados con la campaña de la consulta anticorrupción, sin embargo no contaron con la habilidad de los políticos de turno que les quitaron esa pretendida ventaja, al correrles la aprobación en el Congreso para después de la primera vuelta presidencial, fecha en la que la Coalición Colombia estará buscando una buena sombra para arrimarse.

El asunto no termina con los réditos positivos que algún candidato obtuviera de la consulta, el asunto, y también lo dijo el Senador Barreras, es de dinero, y no poco, pues la consulta, que como ya hemos dicho es infructuosa, tiene un costo que oscila entre los 250 y 290 mil millones de pesos, dinero nada despreciable para un país que busca hacer ajustes fiscales por lo delicadas de sus finanzas.

De nuevo en el medio los ciudadanos, convencidos de que existe una salvación para el país por medio de los votos, elegimos Congreso teniendo claro que no cambiarán las cosas, pero tenemos la esperanza, ahora elegiremos presidente, y nos hemos rasgado las vestiduras por uno u otro, como si hubiera diferencia, y votaremos una costosa consulta anticorrupción pensando que los mismos que la adelantan se encargarán de matar a su gallinita de los huevos de oro. No nos crean tan marranos.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.