jueves, mayo 30, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“QUE SE VENGAN”

El leguaje incendiario que caracteriza el discurso político de Centro Democrático continúa dejando buenos réditos. Las presuntas amenazas que sufrieron su jefe natural y algunos concejales y diputados son el resultado del constante azuzamiento que utilizan en todas y cada de sus salidas públicas.

No quiere esto significar una justificación de la respuesta hecha en el mismo plano por incendiarios de la otra esquina política, muy por el contrario el hecho es tan condenable como cualquier amenaza a la vida o bienes de alguna persona sea cualquiera su condición política, social, racial, sexual, religiosa o en fin.

Pero conociendo el actuar del triunfante partido político y su forma de manipular la opinión, surge la pregunta de cuál es la intención de hacer pública la denuncia a la presunta amenaza y lograr del acto un escándalo de magnitudes impensables, generando un mantillo de solidaridad extrema sobre ellos.

No se puede desconocer el momento de la actual alharaca, el jefe natural de Centro Democrático atraviesa uno de los momentos más difíciles en cuanto a su seguridad jurídica se refiere, pareciera (ojalá no esté equivocado), y dado los resultados de la última consulta popular y las inmediatas consecuencias, que ha perdido algún tipo de injerencia, sobretodo en el actual presidente de Colombia.

Así mismo, nadie lo podrá negar, bien se ha consolidado el actual gobierno una andanada en contra de los contradictores de Centro Democrático se ha disparado, al tiempo de un “envalentonamiento” de los grupos paramilitares y bandas criminales que asolan al país.

Y no sólo desde lo físico, las ideas contrarias a la ideología de derecha que caracteriza al partido han sido atacadas y minimizadas al punto de que independientemente de que legales o no, muchos no quieren respetarlas: práctica de abortos en los casos señalados por la ley, porte y consumo de la dosis mínima.

El intento de amedrentar a los integrantes de Centro Democrático, es un error de gruesas magnitudes, pues es poner la discusión en el escenario en que ellos mejor se mueven, no olvidemos que “El Patriota” y “Popeye” son dos de sus voceros y no se caracterizan precisamente por su discurso mesurado y pacífico.

Al tiempo, el uso de una estrategia belicosa en contra de los belicosos legitima su actuar y su decir, si no para la muestra las declaraciones del Representante a la Cámara por Antioquia, Juan Espinal, que al mejor estilo de la barriada declaró, como vocero del partido:

“Nadie nos va a intimidar con esa forma de amenazas. Nosotros seguimos trabajando por Colombia y por el bienestar de toda la ciudadanía, que en este momento nos necesita. Rodeamos a nuestro presidente Iván Duque. No le tememos a nada. Y si son tan verraquitos, que se vengan de frente”, dijo.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.