jueves, mayo 30, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TAMBIÉN HAY SIMPLES

Por: Carla Ospina

Salí a almorzar con unos amigos y pensé: estos me dan material para mínimo tres columnas. Hombres solteros, rondando los cincuenta, que han vivido en varios países y convivido con mujeres de varias razas.

Resulta que no. Hay una tribu urbana de hombres y mujeres que son simples. Y felices. Parece que las pamplemusas tienen su público. Sexo sencillo misionero.

No les interesan los tríos, puede que verlos en porno, pero para en la vida real estar en uno… mejor no, porque qué encarte, a duras penas sabe uno qué hacer con una mujer, imagínate con dos.

Revisando mis notas mentales, son más comunes de lo que uno pudiera pensar. Un tipo, músico, pinta, aparentemente cool, cualquiera diría un librepensador, me contestó cuando lo invité a un bar erótico: a mí esas cosas no me gustan, no me volvás a invitar. Pero relajado que sólo te vas de negro y listo: que no, no insistás.

Hay gente que tiene agendado el día para tener sexo con su pareja, y la mujer que me contó tiene menos de 25 años. Afortunadamente terminó con el hombre del sexo en el calendario y hoy se la comen cuando a alguno se le da la gana y con lo hermosa que es, ojalá sea diario.

Me pregunto si esas personas pasan por un sex shop y les da intriga, o es como cuando yo paso por un almacén de pesca. Será que hay un lugar para los disfraces de enfermera o colegiala que fueron sorprendidos con un: quítese eso, ridícula. Un minuto de silencio para los trajes y para las intrépidas que hicieron el intento.

Mujeres que sólo tienen ropa interior sin costuras y color piel, que básicamente tienen una secuencia de gemidos que repiten una y otra vez, misma frecuencia, misma duración. Pero que así se sienten féminas dueñas de su cuerpo y su placer.

Para los simples y las simples, con calendario definido, con posiciones claras y una play list, para ellos una venia porque no siguen la corriente y no quieren ser innovadores. Una venia porque encontraron su forma de permanecer es esos cuerpos sexuados y satisfechos. Una venia porque son muchos y otra para que se encuentren y culeen, eh perdón, tengan sexo.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Columnista Invitado
Este espacio está listo para que Usted se exprese. Puede enviarnos sus columnas, (máximo dos cuartillas arial 12) a: info@puntodevistardb.com