jueves, julio 25, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

PARIENDO GATOS

La aparición en el escenario político de Gustavo Petro tiene pariendo gatos a más de uno, sobre todo después de la numerosa votación obtenida por él y el pésimo gobierno del Presidente Duque, que al paso que va, a la par de desprestigiar a la clase gobernante tradicional de derecha, será incapaz de dejar abonado el terreno para que su sucesor sea de su mismo partido o de alguno de los de siempre.

Sin lugar a dudas los más preocupados son los que en un momento decidieron apoyarlo en las elecciones presidenciales de 2018, incluso contrariando sus principios o lo que se supone lo son.

La preocupación es tanta que en los últimos días, a solo 9 meses de posesionado el nuevo gobierno y a más 36 de elegir su sucesor, el líder del partido liberal, Cesar Gaviria, se reunió con la casa política barranquillera Char, que traicionara a Germán Vargas Lleras para a apoyar a la actual lumbrera.

En la reunión, según el expresidente de la apertura económica, se planteó la búsqueda de un candidato presidencial de la costa, joven, sin corbata, para poder pelearle la presidencia al candidato de izquierda, Petro.

El temor es grande, y los sucesos de los últimos días, además de seguir hundiendo al “incapaz”, lo gradúan como la punta de lanza de la campaña de la izquierda para las elecciones venideras próximas y posteriores.

Los reveses sufridos por Centro Democrático en cabeza del que dijo Uribe dejan muy mal parado el actual gobierno, fortaleciendo más, mucho más la oposición, postura tan enriquecedora electoralmente que el zorro viejo de Vargas Lleras ha inclinado la balanza hacia ese lado.

En ese océano de confusiones, y ratificando la posición temprana pero más segura de tomar distancia del gobierno aparece la preocupante postura del liberalismo liderada por el impositor del neoliberalismo en Colombia y compuesta por la tradicional fuerza política de la costa y por todos aquellos que ven peligrando la hegemonía que han mantenido por más de 200 años gracias al mal gobierno actual que todos apoyaron.

Y es preocupante porque en el afán de continuar perpetuándose están intentando dividir el país aún más de lo que está, esta vez aprovechado nuestras diferencias zonales para caracterizar a unos, los del interior, como los malos, (los de Uribe y Duque) y a ellos, los costeños, cuyo bloque de congresistas es muy fuerte, como los buenos (los que no son de Petro, ni de Uribe).

El rumbo está trazado y de no ser por un viraje radical, los cuatro años del actual gobierno serán de caos absoluto y el avivamiento del peligroso radicalismo será la madera con que se alimentará la próxima campaña presidencial.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.