domingo, junio 16, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

¡TONTOOOOOOO!

Admito que me agradan algunas de las posturas que ha tomado el concejal de Medellín Santiago “El Loco” Jaramillo. Su extravagancia, su extralimitación con la norma y el poder a través de las personificación exacta de un saltimbanqui, de un prestidigitador, de un maromero, de un mimo y bufón de la corte que a su vez hace las veces de aspirante a la Alcaldía de Medellín, me gusta.

Y me gusta porque un personaje como Santiago Jaramillo no desentona, es más es una descripción exacta de como la mayoría de los colombianos, un 79%, ven la actividad política en el país: como una total payasada.

Ver a Santiago ingresar al recinto de sesiones del Concejo de Medellín de traje de luces y sombrero de copa, vestido que estoy casi seguro se lo prestó El Mago Fernandini, uno de los integrantes de su lista al Concejo, es una maravilla. Todo el mundo se incomodó, eso ya es un buen logro.

Santiago es como mi hijo adolescente, no está con contra de la norma, está por encima de la norma, ¡una maravilla!…

Ahora bien, la conversación que se filtró del grupo de Whatsapp de Concejales de Medellín hay que mirarla de otra manera, con mucha delicadeza. Lo que empezó como una puesta en escena de Santiago Jaramillo puede irse a estrados judiciales y organismos de control disciplinario.

Si el objetivo de Santiago Jaramillo era llamar la atención vaya que lo logró y de qué manera. “Tonto, tonto, tontoooo, te voy a matar con esa tontería”, es la amenaza contra el cabildante Bernardo Alejandro Guerra.

“Doctor Berny, cordial saludo, te saluda Santiago Jaramillo, de frente, eres un gran…, un gran…, Dios lo bendiga, me encanta destruirte jijiji; a ti y a tu familia porque son corruptos, entonces no son cero corrupción. Desde que exista te voy a matar con esa tontería, tonto”, asegura Jaramillo Botero.

Este hecho fue reprochado por el vicepresidente Ricardo Yepes, quien solicitó al concejal Jaramillo dejar sus diferencias con Guerra Hoyos para otros espacios, a lo que Jaramillo Botero contestó: “Si me sacan del grupo nos vamos a Personería, la misma Personería que tiene demando al concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos, así que deje la güevonada mijo, vicepresidente”.

El Concejal Bernardo Guerra Hoyos, aseguró que siente vulnerada su seguridad y la de su familia. Anunció que ya interpuso las denuncias correspondientes ante la Fiscalía y los organismos de control.

Por su parte el presidente del Concejo Jaime Alberto Mejía manifestó que adelantará todos los procesos en contra del Jaramillo Botero.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.