sábado, mayo 18, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

GOBIERNO DE TWITTER

La primera emergencia ambiental que le tocó asumir a la Administración del Alcalde de Medellín, Daniel Quintero está llena de contradicciones.

Lo primero es que cuando Quintero estuvo en campaña propuso que el pico y placa para vehículos particulares fuera dos veces al mes por 24 horas, medida que desestimularía que un ciudadano comprara un segundo carro.

Pero desde que está el gobierno todo es diferente. Esta semana el Alcalde Quintero firmó el Decreto mediante el que se determina el pico y placa por 24 horas hasta los últimos días del mes de marzo para vehículos particulares, camiones y motocicletas de 2 y 4 tiempos.

En el Decreto fueron incluidos los vehículos a gas, hecho que generó un enredo tal entre los integrantes del gobierno municipal al punto que, de manera inmediata, el mandatario dio orden a través de Twitter al Secretario de Movilidad para que hiciera la respectiva corrección. Ver Decreto

Un gobierno de Twitter parece ser el estilo de la actual Administración. El otro hecho que, de verdad, deja bastantes dudas sobre la capacidad del nuevo mandatario es la orden que le imparte a su nuevo Director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Juan David Palacio Cardona.

“Señor Director @Areametropol Juan David Palacio, le pido hacer una revisión urgente sobre esta chimenea e informarnos de resultados. #ConsultaPorElAire”.

Inmediatamente su subalterno: “En respuesta a @QuinteroCalle y @Areametropol Sí señor Alcalde, ya habíamos recibido el video en el año 2019, sin embargo estamos atentos para que las empresas cumplan. Verificamos nuevamente y no se observaron emisiones oscuras. Invitamos a la ciudadanía a reportarnos nuevos casos en el tel. 3856003”.

El Alcalde está mal informado…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.