jueves, abril 11, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

¡TRAIGAN TAPABOCAS!

Esta semana despertamos con el anuncio hecho por el embajador de los EEUU en Colombia de la llegada de tropas de ese país al nuestro. Según dicen, la Brigada de Asistencia a Fuerzas de Seguridad, viene a asesorar a las tropas nacionales en la guerra contra el narcotráfico.

La llegada de tropas gringas a Colombia, podría entenderse como el segundo capítulo de la guerra contra Maduro. Recordemos que hace poco más de un mes fue frustrado un intento rambotesco de desestabilización del gobierno de la vecina nación bolivariana. (Hay que recomendarles que aten bien sus embarcaciones).

Esta vez las tropas llegan con el aval abierto de los dos gobiernos, del invasor y del sumiso que descaradamente pone a disposición del primero el suelo para hacer algo en lo que son expertos: guerras en países diferentes al propio.

La excusa de la guerra contra el narcotráfico y el terrorismo ha sido usada en los conflictos más recientes en los que ha participado el país del norte, generando grandes guerras que incluso a su propio ejército le ha costado miles de vidas.

Peligrosísima esta actitud del gobierno del incapaz, aunque todos sabemos que gracias a nuestros gobernantes casi somos una estrella más en la bandera del país del norte, no es digno de un gobernante exponer a su pueblo a un riesgo tan alto como el que se corre con una jugada militar como esta.

No podemos olvidar que Venezuela está respaldada por dos potencias sumamente poderosas, China y Rusia, y que una eventual guerra se libraría en nuestro territorio, pues Colombia sería la plataforma de lanzamiento del ataque de los Estados Unidos.

Imposible pedirle sensatez a un gobierno que desde el principio se ha mostrado genuflexo no solo a nivel internacional sino también a nivel nacional, pero sí es necesario que se asuma una postura más responsable frente a lo que se hace.

Esperemos que lo que camina como pato, grazna como pato y se ve como pato, no sea un pato y eso sí, que en este tiempo de pandemia los militares gringos traigan su tapabocas (aquí están muy caros) y que las bases donde se van asentar tengan listos los protocolos de bioseguridad.

Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.