“LAS CACAS”

Aguantarse un olor a “popo” de manera permanente no debe ser para nada agradable, especialmente para la comunidad aledaña a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales “Aguas Claras” del municipio de Bello que desde años atrás viene quejándose por dicha situación.

“Cacas” ni las del perro mascota, ni las de la mujer con la que se duerme a diario, son algunos de los comentarios que se escuchan de integrantes de familias que tienen que convivir con el permanente olorcito.

Sin embargo, la comunidad tendrá que ser conciente también que los problemas de malos olores de la PTAR “AGUAS CLARAS” no son de la semana pasada, sino, que, por el contrario, vienen desde hace varios años, y, que, el nuevo gobierno, recibió una mala herencia que solucionará en lo posible.

Frente a la protesta convocada para este fin de semana por el Comité y Veeduría Afectados PTAR “AGUAS CLARAS”, Empresas Públicas de Medellín, explicó que a la fecha la mayoría de las acciones a las que se comprometió desde el mes de febrero quedaron cumplidas con el objeto de optimizar el tratamiento de aguas residuales, trabajos en los que se han invertido más de $7.000’000.000 (siente mil millones de pesos).

Pese a la pandemia y al encierro obligatorio, dice EPM, no se han ahorrado recursos, ni esfuerzos, para solucionar los problemas de malos olores con estrategias técnicas bajo el cumplimiento técnico efectivo y certificación de la SAI cuyo primer informe será entregado la próxima semana.

Con las mediciones realizadas por Aguas Nacionales, supervisadas por el Área Metropolitana como autoridad ambiental, los malos olores se han reducido considerablemente por lo que se prevé que sólo se presentarán olores esporádicos, característicos de este tipo de Plantas en ningún momento dañinos para las personas.

Para la eliminación total de olores se continuarán implementando otras estrategias como la instalación de tres estaciones de variables meteorológicas con las que se tendrá el seguimiento en tiempo real de la dirección y velocidad del viento con le fin de tomar decisiones para prevenir y corregir la posible presencia del olor a “caca”.

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.