SIN AGUA

SIN AGUA

Pobre Mano Siervo, Sin Tierra, Sin Agua, Sin Agua, Sin Agua…

Lo que tanto advertimos, lo que tanto temíamos. Hoy Siervo Sin Agua no encuentra en los grifos de las casas de San Pablo, una gota d’ agua pa’ calmar la sed, anda con el guargüero seco como polvera.

Aunque el agua no era potable, como dijo un dotor, aunque no tenía los tratamientos necesarios pa’l consumo humano, este Siervo siempre tuvo al alcance de la mano una totumaita d’agua pa’ beber, pa’ cocinar los cháncharos, pa’ lavar los chiros o pa’ que la Tránsito le lavara el fundillo al niño.

Lea: ¡TÁMESIS GRAVE!

Siervo Sin Agua no tiene de donde beber en el rancho, porque al “acueduto” del pueblo, al que sólo le quedaban un pedazo de bocatoma y un par de tanques de almacenamiento destartala’os amarra’os con pedazos de neumáticos de bicicleta, se lo acabó de llevar otra borrasca de la quebrada La Sonsa, que cuando se emputa ya no es tan Sonsa.

Hace unos días les dijimos que la cosa andaba jodida porque no teníamos agüita pura pa’ las mil doscientas almas del pueblito, pero ahora si fue el acabose porque se fue lo poquito que quedaba del entable pa’ metele agua a la tubería.

Hay estuvo este servidor, Siervo Sin Agua, acompañando el convite que hizo Don Humberto “El Marinillo”, con Alexander “El Mudo”, Everth, Alicia, Mario Vaca, Pujaina, Chimbito, Fonseca, Puntudo, Mileo, Plancho, Tasio, Peto, Caliche, Maritza, Memo y otro poco de vecinos arrechos y generosos, bregando a echar el agua otra vez, pero no dio. La cosa no funcionó porque hay que amontonar el agüita en algún la’o pa’ que coja fuerza y la presión haga que el grifo funcione, y no, no hay donde hacerlo ni materiales porque La Sonsa, encabritada, arrastró con todo.

Entonces, ahora sí, como dice la Tránsito, “Mano Siervo, tamos cagao’s y con el agua lejos”. Así que si los señores que mandan, los dotores de las Bogotaes, de Medellín y Támesis no se ponen las pilas, nos va tocar, como hizo La Sonsa, emputarnos nosotros también, pa’ que nos resuelvan definitivamente el tema del agüita, porque uno es pobre y aguantador, pero no pendejo.

Al señor Alcalde que siempre ha sido tan querido pero que nos atiende tan poquito y a los once peludos que están echando culo en el Concejo, les decimos que se arremanguen y vengan a atendernos que nosotros también somos pueblo y tenemos necesidades y derechos. Que los pesitos que alministran no se los pueden llevar sólo pal la’o de abajo onde están los ricos y nos dejan a nosotros mirando pa’l páramo.

Lea: VARIEDADES “EL MONITO”

También hay un poco de echadores de carreta que vienen a hablar bonito que pa’ que uno les acompañe las propuestas, pero después no hacen un culo por la gente que los subió a los puestos pa’ ellos vivir bueno y uno seguir aguantando. A esos, como los tales Germán Alcides Blanco Álvarez, Óscar Darío Pérez Pineda, Nicolás Albeiro Echeverry Alvarán, Benjamín Higuita Rivera, Olmedo de Jesús López Martínez, Sergio Stiven Ruiz Ossa, Juan Pablo Pérez Ramírez y otros que aparecen cuando hay campañas, que se agarren duro las verijas y se pongan las pilas a tramitar el acueducto pa’ San Pablo, o por aquí no vuelvan a pedirnos votos y apoyo porque los sacamos como pepa e’ guama.

Viendo la televisora con la Tránsito, que es algo entendida, atisbamos que la negrita Francia dijo que toitos merecemos “Vivir Sabroso” y que va a trabajar duro por nosotros los naides, entonces se le prendió la chispa y dijo: “Mano Siervo, si estos táparos de aquí no sirven pa’ culo, pues hagámosle bullita al dotor presidente Don Petro y a la Negrita Francia a ver si ellos les aprietan las verijas a estos vergajos y al fin nos voltean a ver y nos ponen el agüita”. ¿Será que tiene razón la Tránsito?

Hay también vimos un poco e’ gente nueva que pa’ gobernar con Don Petro. Quizque están muy comprometidos con el pueblo y que van a hacer muchas cosas pa’l progreso. Pues ojalá una de esas cosas, y que la estamos necesitando mucho, sea el acueducto pa’ San Pablo, porque ya empieza a güeler maluco la gente de lo poquito que se están bañando, demás que uno también, pero a ellos les da pena decir.

Vea: PETRO Y LA REFORMA QUE TANTO CRITICÓ

O si hay algún alma caritativa que tenga por ahí un buen tanque de almacenamiento, grande y de buen material, siquiera de unos 20 mil litricos, mangueras de presión de 4 pulgadas y varillas de fierro, cemento y otros materiales que no esté necesitando mucho, pues que los mande pa’ acá que aquí les ponemos oficio y le quitamos la sed a la pobresía y el olor maluco a un poco e’ gente que ya se le acabó el pachulí con que disimulaban la güelenguera.

Hay les dejamos la inquietú la Tránsito y yo, a ver si el dotor Don Gustavo Francisco Petro Urrego, doña Francia Elena Márquez Mina que sabe tanto del agua, doña María Susana Muhamad González, Doña Cecilia Matilde López Montaño y el otro poco e dotoras y dotores de los Ministerios nos dan la manito y podemos dejar de güeler feo y al fin cambiarme el nombre por Siervo Con Agua.

Desde las montañas de Támesis Antioquia y con una sed la verraca, de despide de ustedes hasta otra oportunidá, Siervo Sin Agua.

Lea: CELEBRACIÓN INDEBIDA

2 thoughts on “SIN AGUA

Deja un comentario