NEFASTO Y TRADICIONAL…

Comentarios son los que ha dejado el evidente distanciamiento entre el excandidato presidencial Sergio Fajardo y el candidato a la Gobernación de Antioquia Aníbal Gaviria, quienes fueron compinches y comieron en el mismo plato hace un par de años.

Uno de los frutos del amor de la alianza AMA que firmaron hace ochos años aproximadamente fue la EPS Mixta Savia Salud que desde el principio nació endeudada y que en la actualidad es un reto sostener para los gobiernos municipal y departamental para garantizar la atención en salud de más de un millón de personas que hacen parte del régimen subsidiado.

Fajardo y Aníbal, nadaron en la misma piscina, jugaron chupaté y montaron en mataculín, eran sin temor a equivocarme como Batman y Robín o los gemelos fantásticos quienes por el bien común trabajaron juntos para la Liga de la Justicia.

Lo cierto es que la pregunta que muchos nos hacemos en los mentideros políticos es qué hizo, cuál fue el motivo, causa o circunstancia para que Sergio Fajardo, descalificara la adhesión del Partido Alianza Verde a la campaña a la Gobernación de Aníbal.

Admito que algunos, incluido yo, pensamos que, por mera estrategia, Fajardo había sacado a campaña a Iván Mauricio Pérez para posteriormente unirse también a la campaña de Gaviria, pero tanto Fajardo como su candidato por firmas han sido contundentes contra la nueva campaña del hijo del “Negro Gaviria”.

Pero así es la política, hace ocho años Aníbal era la niña de los ojos de Fajardo, un hombre innovador, estadista, de buenas ideas, un progresista, hoy, es todo lo contrario, un político nefasto y tradicional…

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.